sábado, 25 de agosto de 2018

Muralla urbana de Vejer de la Frontera

Situación
La Muralla urbana de Vejer de la Frontera se encuentra en la localidad del mismo nombre, provincia de Cádiz.

Descripción
Vejer de la Frontera se encuentra sobre una pequeña colina de 190 metros de altitud. Dado su carácter eminentemente defensivo, la ciudad estaba rodeada por un recinto amurallado irregular que se adaptaba en dos niveles a la difícil orografía del terreno, abarcando 4 hectáreas. En su interior se encuentra el castillo.
La muralla está flanqueada por cuatro puertas, llamadas arco de La Segur, arco de Sancho IV, arco de la Villa y arco de la Puerta Cerrada, y por tres torres, llamadas torre del Mayorazgo, torre de San Juan y torre de la Corredera o de los Castrillones.
Estado de conservación
La ciudad de Vejer de la Frontera posee uno de los conjuntos histórico-artístico más bonitos y mejor conservado. Las murallas de la ciudad han sido parcialmente restauradas y consolidadas.

Propiedad y uso
Es de propiedad privada y del Ayuntamiento de Vejer de la Frontera.

Protección
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Visitas
Es de acceso libre.

(CastillosNet) 

Castillo de Poley - Aguilar de la Frontera

El castillo bajomedieval de Poley ocupa la zona más elevada de Aguilar, un promontorio rocoso que domina la cercana campiña. 
El solar fue objeto de ocupaciones en etapas diversas, a partir de una primera fase ibero-romana. El castillo de Poley ya aparece citado a partir del siglo IX, conociéndose que fue reforzado por Umar Ibn Hafsun para ser después destruido y vuelto a rehacer. 
Cuando Aguilar fue tomada por los cristianos, su fortaleza ganó en importancia estratégica para atacar el reino de Granada. Actualmente, del castillo, en ruinas, sólo quedan escasos restos, que hablan de una construcción altiva y poderosa. Algunos trozos de lienzo de los muros y unas escasas partes de una torre en el peñón del Moro permiten escasamente al viajero contemplar el esplendor de la añeja fortaleza. 
A pesar de ello, el castillo es visita obligada, gracias a las privilegiadas vistas que permiten su privilegiada posición.

(Artehistoria)

Castillo de Alcalat - Espejo

El castillo de Alcalat, llamado también castillo de Pay Arias en honor a su constructor, está situado en el municipio de Espejo, localidad fundada a partir de esta fortificación.
Fue construido en el siglo XIV. Tiene planta cuadrangular y torreones en las esquinas. En el centro se sitúa la torre del Homenaje. Un torreón más, el del Caballero, hace de avanzada entre el baluarte principal y la parroquia. Desde aquí descienden empinadas cuestas que llegan a la plaza principal. En estas calles se localizan importantes casas señoriales, fundamentalmente de los siglos XVI, XVII y XVIII.

(Cordobapedia) 

Alcazaba de Baena

El castillo de Baena tiene sus orígenes en el Siglo IX, tras la sublevación del rebelde muladí Omar Ibn-Hafsum.
Tras su reconquista cristiana por capitulación el 24 de agosto del año 1240 se convirtió la mezquita privada de la antigua alcazaba musulmana en capilla cristiana bajo la advocación del Apóstol San Bartolomé, conservando el arco de acceso en forma de herradura hasta su demolición en los primeros años del Siglo XX.
Durante la Edad Media constituyó un temido bastión fronterizo con el reino de Granada, época de la que la localidad conserva su escudo de armas consistente en cinco cabezas de moros.
En sus estancias se alojaron importantes personalidades, como los Reyes Católicos, el Cardenal Cisneros, el Condestable don Álvaro de Luna y, sufriendo prisión, Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, y el propio Boabdil, apodado el Chico, rey de Granada, que según el romancero permaneció un tiempo en la torre de las Arqueras tras ser capturado en la batalla de Lucena o del Arroyo de Martín Gonzalo. En esta misma torre se conservaron hasta su destrucción, por acción del tiempo, las banderas y estandartes que se arrebataron a los musulmanes en la referida batalla y que, eran sacadas en procesión en la localidad cada año el día de San Jorge, recordando que en dicha onomástica tuvo lugar en el año 1483 tan singular hecho de armas.
Desde finales del Siglo XVI el palacio que se había construido en las antiguas estancias de la alcazaba pasó a ser residencia de los administradores de los duques de Sessa y Baena que, en sus distintas ramas, fueron propietarios del inmueble hasta el año 1897.
Tras pública subasta se vendió como cantera de materiales de derribo, pasando en las primeras décadas del Siglo XX a manos de los Sres. de Prado, que ya lo adquirieron derribado.
A mediados del siglo pasado el Ayuntamiento de Baena empezara a hacer uso de las ruinas del castillo y ha instalado en ellas depósitos de abastecimiento de agua. La construcción en el año 2001 de unos aparcamientos subterráneos en el albacar destruyó los restos del antiguo aljibe y algunos pasadizos subterráneos.
Declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento el 22/04/1949. Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español. En el año 1993 la Junta de Andalucía otorgó un reconocimiento especial a los castillos de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

(Cordobapedia)

miércoles, 1 de agosto de 2018

Muralla Romano bizantina de Jimena de la Frontera

Situación
La muralla romano-bizantina de Jimena de la Frontera rodea la meseta que remata el cerro de San Cristóbal, sobre la que se asienta el castillo de Jimena, en la localidad del mismo nombre, provincia de Cádiz.

Historia
Jimena de la Frontera se levanta sobre la primitiva ciudad romana de Oba, según pudo identificarse a partir de una serie de monedas e inscripciones que aparecieron en el término municipal de Jimena. Aparte de las monedas encontradas, los datos sobre su origen fenicio son muy escasos.
De la época de ocupación romana ya aparecen numerosas noticias. Los romanos respetaron el nombre de algunos de los pueblos conquistados, como el caso de Oba. Este hecho se pone de manifiesto, principalmente, en las monedas que aúnan el alfabeto fenicio y el latino. El valor que Oba tenía para los romanos era fundamentalmente de carácter estratégico, ya que dominaba la vía que conectaba la ciudad de Lascuta con el valle del Guadarranque, lo que favoreció su desarrollo comercial. Así lo demuestran los restos de una población árabe, levantada sobre ruinas anteriores, encontradas en las inmediaciones de Jimena, de donde se han desenterrado todos los hallazgos pertenecientes a esta época conocidos hasta nuestros días. A ello se une gran cantidad de inscripciones y mosaicos romanos. En las inscripciones, el nombre de Oba aparece latinizado, denominándosele Res Publica (República) Obensis. De lo que se deduce que fue la civilización romana la que empieza a dejar más indelebles huellas en esta tierra.
Las primeras fortificaciones se remontan al siglo VII d.C., siendo posteriormente, a partir del siglo VIII, con la dominación árabe, cuando la fortaleza cuya muralla se levanta sobre la romano-bizantina toma su máximo esplendor y utilidad, ya que por muchos años fue frontera nazarí con los territorios cristianos.
Probablemente desde la ocupación durante el periodo bizantino (siglos VI y VII) hasta el comienzo del periodo de dominación musulmana (siglo VIII) el recinto delimitado por la que fuera cerca de la acrópolis (situada en la meseta que remata el cerro de San Cristóbal) de la Oba romana (que se asentaba en la ladera oeste del cerro, entre su cima y el río Hozgarganta) empezó a ser ocupado por parte de la población de la ahora llamada Xemina. Posteriormente, desde el mismo inicio del periodo árabe, siglo VIII, el recinto de la fortificación se reforzaría tomando como base la estructura romano-bizantina y en los siglos posteriores, bajo la protección ahora del alcázar levantado en su punto más alto, siguió alojando de forma más o menos permanente a buena parte de la reducida población de Xemina y hasta la de la ya cristiana Ximena de finales del siglo XV.
Así pues, la muralla de Jimena de la Frontera, si bien es cierto que termina convirtiéndose en muralla del albacar de la fortaleza árabe, fue desde antes de que existiera ésta y durante siglos muralla urbana de la población.

Descripción
La muralla romano-bizantina de Jimena de la Frontera es el resultado de la superposición de la muralla bizantina de Xemina (siglo VII) sobre las primitivas murallas romanas de Oba (siglos I y III). Sobre ésta (especialmente sobre las hiladas inferiores, más antiguas y más sólidas de los siglos I y III) se levanta a partir del siglo VIII, al estilo nazarí, el complejo cinturón de murallas de forma irregular y muy alargado que define el contorno de la meseta del cerro adaptándose perfectamente a su orografía. Pero la construcción romano-bizantina, anterior a la árabe, ya rodeaba esta misma superficie cuando en el recinto se encontraba la acrópolis de la Oba romana.
El recinto termina teniendo dos puertas. La más antigua, la del lado oeste, daba en pronunciada pendiente a la primitiva Oba romana (desplegada entre la cima y el Río Hozgarganta), ya formaba parte de la muralla romano-bizantina.

Estado de conservación
Buena parte del lado oeste (incluida la base de la puerta) y edificaciones contemporáneas han sido excavadas y consolidadas en los últimos años. Respecto al resto, en el lado este se han retomado (2011) las excavaciones realizadas años atrás.

Propiedad y uso
Es propiedad del Ayuntamiento de Jimena de la Frontera.

Protección
Fue declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento.
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Visitas
Es de acceso libre. 

(Wikipedia)

Castillo de Sentfores - Vich

Situación
El Castillo de Sentfores se encuentra en Vic, en la comarca de Osona de la provincia de Barcelona.

Historia
La primera documentación referente a esta edificación data del año 911. Fue tomado durante la guerra de la Generalitat contra el rey Joan II.
Estado de conservación
Se encuentra en estado de ruina, quedando escasos restos.

Protección
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

(CastillosNet) 

lunes, 30 de julio de 2018

Muralla medieval de Cádiz

Localización
Derribadas en gran parte durante el siglo XX, sus principales vestigios se concentran en el actual barrio del Pópulo donde se conservan tres de sus puertas: Puerta de la Villa o Puerta del Mar (Arco del Pópulo), Puerta del Arrecife (Arco de los Blanco) y Puerta de Poniente (Arco de la Rosa).

Fecha de construcción / reformas
Siglo XIII.

Función
Defensa del núcleo medieval de Cádiz.

Materiales de construcción
Piedra ostionera, aunque podemos observar el uso del ladrillo en los arcos de las puertas conservadas.

Descripción
Puerta de Poniente o Arco de la Rosa: construido en el siglo XV. En su parte superior se conserva un matacán mientras que el arco de entrada está realizado en ladrillo. Restaurado en 1973. A través de esta puerta se accedía al barrio de los pescadores, bajo la advocación de Santiago.

Puerta del Mar o Arco del Pópulo: los fundamentos de esta puerta se remontan al siglo XII. Durante el siglo XVII se construyó sobre ella la capilla de Nuestra Señora del Pópulo, construcción que modificó las proporciones arquitectónicas de la puerta y le dio su actual aspecto de pasadizo. A través de esta puerta se accedía al antiguo puerto de Cádiz.

Puerta del Arrecife o Arco de los Blanco: la antigua puerta de tierra de la ciudad y adyacente a los restos del antiguo castillo medieval. Su aspecto actual se debe a la construcción en la parte superior de la puerta de una capilla financiada por la familia Blanco en el siglo XVII y de las carnicerías reales, ambas construcciones actualmente desaparecidas y de las que sólo se conservan la plataforma superior (capilla) y unos arcos apuntados (carnicerías). Por otro lado, cabe destacar que a su lado se levantó durante el siglo XVIII la Escuela de Guardamarinas y el primer observatorio astronómico de la Armada. Restaurada en el siglo XIX.

Protección urbanística
Incluido dentro de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, de la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español (Bien de Interés Cultural inscrito en el BOE del 29/06/1985, Nº155), y bajo el reconocimiento especial otorgado a los castillos por la Junta de Andalucía en 1993. Además, se encuentra inscrito en la Base de Datos del Patrimonio Inmueble de Andalucía con el Código: 110120224.

(Universidad Pablo de Olavide)