miércoles, 6 de junio de 2018

Alcázar de Jerez de la Frontera

El Alcázar de Jerez, uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, está situado en el ángulo sudeste del recinto amurallado, formando con las murallas, torres y puertas un complejo sistema defensivo.
El término alcázar, procede del árabe, al-qasr y definen un conjunto de edificios, rodeado de murallas, que eran la sede del poder político y militar. Fortaleza-palacio con funcionamiento autónomo, una pequeña ciudad, sede del poder que regía la ciudad y su territorio.
El Alcázar se levantó en el siglo XII y constituye uno de los escasos ejemplos de arquitectura almohade que existen en la Península. Jerez se convierte en este siglo en una de las ciudades más importantes de la Baja Andalucía, como lo demuestra la monumentalidad de su alcázar y la extensión de la muralla, con un perímetro de 4 Kms que encerraba una ciudad de 46 hectáreas y que llegó a tener una población de 16.000 habitantes.
Del original alcázar islámico, se conservan: las dos puertas; la mezquita ;los baños árabes; la torre octógona y el Pabellón del patio de Doña Blanca, ubicado a los pies de esta torre.
De etapas posteriores, destacar, la Torre del Homenaje de finales del siglo XV, y del siglo XVIII, el palacio barroco de Villavicencio y el Molino de aceite.

(Ayuntamiento de Jerez de la Frontera)

Castillo de Roset - Vilada

El Castillo de Roset es una fortaleza fronteriza situada en el municipio de Vilada, declarado Bien cultural de interés Nacional. Se alza sobre un alto rocoso de la sierra de Picamill

Descripción
Se trataba de un auténtico castillo roquero. Por la parte Norte todavía se conserva un camino empedrado que debía dar acceso a una antigua entrada del recinto. La roca todavía conserva los huecos dcnde se asentaba la puerta. Después de 10 m. de pendiente se llega a una esplanada donde se conservan edificios de 20 m de largo por 7 de ancho y 6 de alto. La planta es completamente irregular de bido a sucesivas ampliaciones y a la necesidad de adaptarse al peñasco. Restan los huecos de vigas que demuestran la existencia de más de un piso y ventanas adoveladas en mal estado.
En el lado norte del castillo existe una plataforma semicircular que debía ser la zona avanzada defensiva. Se comunica visualmente con el castillo de Puigarbessós, también posesión de los Condes de Pallars

Historia
En el año 839 se menciona la pasrroquia de Roseto en el acta de consagración de la catedral de Urgel. En 945 se menciona el sitio y en el 1026 aparece el castillo y su Señor, Seniofredo, en un documento.
En el siglo XI ya se documenta el lugar expresamente en un documento donde Sunifredo, señor del castillo de Roset da instrucciones para después de su muerte. En 1309 es ya una importante posesión de los Berga.
La Condesa de Pallars y señora de Berga, firma un documento de permuta con el Rey Jaime II entregándole numerosos castillos pero se reserva el de Roset que es el más cercano a las posesiones de su marido, Hugo de Mataplana.
Más adelante el castillo pasa a manos de Bernat Guillem de Portella, quien en su testamento del año 1321 lo cede al rey.
En 1336 es el rey el que lo vende a Sibila de Fenollet, emparentada con Portella
Entre 1365 y 1370, el castillo y su comarca contaban con 39 fuegos que en 1381 ya eran sólo 25, siendo sus propietarios, la familia Pinós. 
El castillo desempeñó un importante papel durante la guerra civil catalana de 1462 a 1472.
En 1545, el señor del castillo era Joanot de Roset, pero no lo habitaba,  lo que parece indicar que ya estaba abandonado

(Wikipedia)

sábado, 2 de junio de 2018

Castillo del Espíritu Santo - Sanlúcar de Barrameda

El Castillo del Espíritu Santo fue una fortaleza situada en la ciudad española de Sanlúcar de Barrameda, en la provincia de Cádiz (Andalucía).
La primera construcción data del año 1507, y consistía en una torre de vigilancia mandada hacer por el III duque de Medina Sidonia, Juan Alonso Pérez de Guzmán, con el objetivo de asegurar la ciudad ante la llegada de los barcos corsarios berberiscos.
En 1587, el VII duque, Alonso Pérez de Guzmán el Bueno, añadiría a la mencionada torre un pequeño baluarte, aunque, probablemente debido a sus pequeñas dimensiones, más tarde, en 1634, el VIII duque, Manuel Alonso Pérez de Guzmán el Bueno, comenzaría la construcción del castillo más al borde de la barranca. La fortaleza, llamada del Espíritu Santo debido a la antigua ermita del mismo nombre que se encontraba en las inmediaciones, estaba custodiada por un capitán, seis artilleros y ocho soldados.
El Castillo del Espíritu Santo sería renovado en el año 1770 por Carlos III. Sin embargo, fue tomado por las tropas francesas en 1810, por lo que tras la expulsión de estas el gobierno inglés sugeriría su demolición, la cual se termina efectuando el 8 de febrero de 1813.

(Wikipedia)

Torre Fuerte de Villalobar - La Rioja

La Torre Fuerte de Villalobar se encuentra en la entrada norte de la localidad del mismo nombre cerca a la iglesia parroquial y junto al arroyo de Garcitón, del río Oja.
En la venta del Señorío y hacienda de Villalobar de Rioja realizada en 1389 por parte de Doña Sancha Ruiz de Rojas en primera instancia y por las hijas de Gonzálo García de Salazar, en segunda, a la ciudad de Santo Domingo de la Calzada, refrendada por Juan II en 1418, no se menciona esta torre.
La primera noticia de ella data de la época de los Reyes Católicos, por la que se sabe que fue donada al Monasterio de San Miguel de la Morcuera por Doña María Manrique de Quiñónez, viuda de Pedro Suárez de Figueroa.
En 1514, la Corona obligó a dicho monasterio a vender la torre a la ciudad de Santo Domingo de la Calzada en el precio de 80.000 maravedíes, pagando la ciudad la mitad y asumiendo la otra mitad la Corona, mediante la exención a ésta de las penas de cámara.
Durante los siglos XVII y XVIII la torre perteneció a la familia Samano y en los siglos XIX y XX tuvo varios dueños. La torre fuerte de Villalobar es de planta cuadrada y 11 metros de longitud. Sus muros norte y oeste tienen un grosor de 1,20 metros, el este de 1 metro y el sur de 0,83 metros. Está cubierta por tejado de cuatro vertientes. Posee una sencilla cornisa sobre canes de modillones de dos rollos.
Actualmente tiene sótano o bodega, planta baja y tres pisos sobre vigas de madera. Aunque ahora la puerta de ascceso se encuentra en la planta baja, en el lado oeste, la primitiva tenía esa misma orientación pero se abría en el primer piso y hoy está cerrada al haberse adosado un edificio a la torre.
Los únicos vanos originales se conservan en las caras norte y este, y son una ventana rectangular apaisada con dintel de intradós, ligeramente arqueado en el primer piso, al norte, y otras dos ventanas de menor tamaño, con dintel en arco apuntado en el tercer piso, en los lados mencionados. En el muro sur se abrieron posteriormente en los distintos pisos cuatro vanos adintelados.
La torre tiene adosado al este un rectrapezoidal defendido por una cerca de sillería de un solo haz, de 2,60 metros alto el norte y 3 metros el sur.
El interior de la torre ha sido modificado ya que los actuales forjados no corresponden al exterior con los vanos originales. Está construida en sillería.
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

(Toda La Rioja)

lunes, 28 de mayo de 2018

Fuerte de San Luis - Puerto Real

El Fuerte de San Luis llamado también Castillo de San Luis o Fort Louis es un baluarte fortificado que se encuentra en el municipio de Puerto Real, el cual constituía un conjunto integral de fortalezas junto con los castillos de La Matagorda (también en tierras puertorrealeñas) y de Puntales (sito este último ya en la propia ciudad de Cádiz) hasta comienzos del siglo XIX.
Está situada en la misma entrada del caño El Trocadero desde el saco interior Oeste de la bahía de Cádiz, en la isla que forman las aguas que se extienden hacia La Carraca, el caño del Trocadero y la Bahía de Cádiz, en cuyo caño se carenaban los buques.
Esas tres estructuras fortificadas de eminente carácter defensivo contaban con un sofisticado y muy avanzado (para el siglo XVIII) sistema de obstrucciones (fijas y móviles) y bloqueo para la navegación, sistema que probaría impidiendo la salida a mar abierto de las diversas unidades navales francesas al mando del almirante Rossilly en 1808; al mismo tiempo, el fuego cruzado de las piezas de artillería en ellas instaladas habría de suponer una barrera infranqueable para quien intentase acceder al saco meridional de la bahía desde el exterior de la misma (una barrera que, de hecho, no sería nunca superada).
Sus estructuras, aún por estudiar y en la actualidad en ruinas, fueron escenario del asedio a Cádiz en el transcurso de la Guerra del Francés (1808-1813), y los enfrentamientos entre constitucionales y absolutistas que salpicaron el primer tercio del siglo XIX en Andalucía.
Así, en abril de 1823, tras los sucesos bélicos de la Guerra del Francés, a solicitud del rey de Fernando VII, Francia intervino militarmente para apoyarlo frente a los liberales y restablecer el absolutismo, en virtud de los acuerdos de la Santa Alianza.
Ese ejército denominado los Cien Mil Hijos de San Luis, al mando de los cuales se encontraba el duque de Angulema, invade Andalucía e instala en Puerto Real el Cuartel General de los ejércitos franceses en la bahía gaditana, toma por asalto el Castillo de San Luis el 30 de agosto de 1823, sitiando Cádiz donde se encuentra Fernando VII retenido por los liberales.
El Fort Louis habría de servir (desde 1810 y hasta fines de 1812) como base para las baterías francesas que trataban, infructuosamente, de someter con su fuego al Castillo de Puntales; ambas fortalezas se convertirían de este modo en los ejes fundamentales del duelo artillero que sostuvieron Cádiz y sus sitiadores durante dos largos años.
Tiene lugar la batalla de El Trocadero que fue un encuentro bélico que puso fin al Trienio Liberal (1820–1823) y restauró al monarca absolutista Fernando VII, dando comienzo a la Década Ominosa.

(Wiikipedia)

Torre de Gibalbín - Jerez de la Frontera

El "Castillo de Gibalbín", también conocido como "Torre de Gibalbín" (porque sólo queda una torre en pie) es un castillo situado en la Sierra de Gibalbín, en Jerez de la Frontera.

Construcción
El castillo se levantó en el siglo XV reaprovechando materiales romanos,​ aunque existen indicios de población prehistórica,​ así como tartésica e ibero-turdetana.
El castillo actual es de estilo almohade, formando un cuadrilátero de unos 20x30 metros.

Estado actual
Actualmente está abandonado.

(Wikipedia) 

jueves, 17 de mayo de 2018

Torre de Olías - Almería

Descripción
Se trata de un asentamiento importante para el estudio de la Prehistoria Reciente en el norte de Almería. Está situado sobre la margen izquierda de la Rambla de Olías. Su primera ocupación es calcolítica. 
La construcción de la Torre árabe de Olías afectó al momento anterior. Es una torre de planta cuadrada, cuyo estado de conservación es bastante precario. Ésta posee en pie únicamente sus paredes Norte y parte de la de levante. Posee un primer cuerpo realizado con mampuesto y un segundo construido a base de tapial, pudiéndose ver algunos de sus mechinales. Posteriormente, el lugar fue empleado como cantera para la extracción de bloques de piedra-sillares realizados sobre travertinos, que sirvieron para construir la fortaleza árabe. 
Sería necesario un proyecto de consolidación urgente.

(Junta de Andalucía)