domingo, 12 de octubre de 2008

Castillo de Monterreal (Bayona - Pontevedra)


El Castillo de Monterreal debe su nombre a los Reyes Católicos quienes en 1497, mandaron amurallar la villa para prevenirla de los continuos ataques de los piratas. Los Reyes Católicos ordenaron a la población de Baiona que pasase a vivir dentro del recinto amurallado, pero no fue ése el deseo de los vecinos, que tan sólo aceptaron los designios de los monarcas unos años.
Después, la fortaleza se fue convirtiendo en residencia de los diferentes gobernadores militares de la fortaleza, entre ellos el conde de Gondomar.
Situado en el Monte do Boi, es un recinto amurallado con partes dobles por el lado del mar. Construido entre los Siglos XVI y XVII, en su interior se conservan diversas edificaciones entre las que destacan la airosa torre del Príncipe, mirando al océano, las torres del Reloj, hacia tierra, y la de la Tenaza, en la bahía. En la torre del Principe estuvo prisionero un miembro de la casa de Austria.
Aunque la muralla fue construida hacia 1337 (según se deduce de una cédula dictada por el rey Alfonso XI), parece que el castillo ya existía desde el siglo X. La fortificación de Monte Real se levantó a causa de las desavenencias entre Alfonso XI y el rey de Portugal.
A la entrada está la Torre del Reloj (que escondía una campana que servía para dar la alarma en caso de ataque enemigo); al este se yergue la Torre de la Tenaza, cuyo cometido era defender el puerto mediante unas baterías de tiro, y, en la parte más oriental de la fortaleza, sobre la bahía, está la Torre del Príncipe, quizá la más antigua, que actuaba como faro para los navíos. Ésta última tiene tres escudos (de los Austrias, de los Sotomaior y el de la villa) y debe su nombre a que en ella estuvo preso el príncipe portugués Afonso Enriques en el 1137.

Hoy el recinto de Monterreal está convertido en Parador de Turismo y mantiene las tres torres desde las que se vigilaba la fortaleza.

No hay comentarios: