sábado, 4 de octubre de 2008

Castillo de Sax (Alicante)


Situación y características

El castillo de Sax se alza sobre un cerro, en el municipio del mismo nombre, en la provincia de Alicante, formando parte de la ruta fortificada del río Vinalopó.

El castillo de Sax entra dentro del grupo de castillos roqueros que domina desde su altura la población a la que defiende. Su planta alargada se ciñe a la cresta de la montaña sobre la que se asienta, siendo inexpugnable en su zona este. Posee dos recintos fortificados, accediéndose al primero por medio de una rampa, y teniendo el segundo una planta rectangular. Quedan dos torres muy bien conservadas.La del homenaje, una de las dos mejor conservadas, se encuentra en el segundo recinto, cimentada sobre una caverna de la roca, con más de 15 metros de altura y tres plantas de sillería encadenada y sillarejo. La primera y la segunda de estas plantas poseen una bóveda de medio cañón apuntada, con saeteras en ésta última y en la tercera de ellas. La comunicación entre las plantas se realiza a través de una escalera que, adosada al muro, se encuentra cubierta con arcos apuntados y escalonados. Existía un puente levadizo como acceso a la torre del homenaje que hoy en día ha desaparecido. Junto a la torre existe un gran aljibe con uno de sus lados, el este, semicircular.La otra de las torres se sitúa en el extremo de la planta alargada del castillo. Su forma es cuadrada y posee una única planta con bóveda de medio cañón y gruesos muros.

Historia

La evidente posición estratégica del cerro sobre el que se erige Sax, hizo de este castillo un punto fortificado importante ya en época musulmana. En 1239 sufrió un duro ataque por parte de las tropas cristianas de Ramón Folc de Cardona, que intentó reconquistarlo sin éxito.
Hasta 1240 no cayó la fortaleza en manos cristianas, y concretamente en las de la Orden Militar de Calatrava, que lo poseyó hasta la resolución del tratado de Almigra, en que el castillo volvió a ser de realengo.En el siglo XIV, el castillo de Sax, así como los castillos de Biar y Villena, formó parte del señorío de Villena, que detentaba el Infante Don Juan Manuel, por lo que la fortaleza se vio envuelta, al igual que el resto de las posesiones del noble, en las rebeliones que protagonizó contra el rey castellano Alfonso XI, así como en la denominada Guerra de los dos Pedros, que enfrentó al monarca castellano y al aragonés mediada ya aquella centuria.En 1303 el infante Don Juan Manuel entregó el castillo de Sax a Juan García, señor de Alcaudete, para que lo gobernara en nombre del soberano aragonés Jaime II, y como garantía del contrato firmado con éste para la celebración del posterior matrimonio del infante con la hija del soberano, doña Constanza. Se estipuló entonces que si Don Juan Manuel no cumplía su parte del contrato y el matrimonio no llegaba a celebrarse, el rey de Aragón tomaría la posesión legitima del castillo de Sax.
El castillo de Piedra conoció distintas fases constructivas hasta llegar a tener la apariencia que hoy día contemplamos. Son muchos autores los que opinan que su actual fábrica es del siglo XIV, aunque ya en época musulmana existía en este mismo lugar un alcázar que recibía también la denominación de Sax.
La parte más antigua del castillo es la zona norte, y la más moderna, la que corresponde a la torre del homenaje.

No hay comentarios: