jueves, 1 de enero de 2009

Palacio del Infantado - Guadalajara

Se trata de la obra más conseguida de los palacios góticos, cerrando el estilo medieval y anunciando las creaciones palatinas del renacimiento.

Obra preciosista de las últimas décadas del XV dirigida por el borgoñón Juan Guas, como lujosísima mansión, olvidando ya los miedos defensivos medievales.

El patio representa el más hiperbólico exceso decorativo del gótico que, como la fachada, asombra al viajero. También la decoración pictórica del manierismo renacentista de las salas interiores es deslumbrante. Sólo la galería del jardín, también de fines del xv, modera la obsesión ornamental.

No hay comentarios: