Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



miércoles, 29 de abril de 2009

Castillo de Montiel (Ciudad Real)


Rodaron por los suelos, rotos, los escudos que en labrados mármoles blasonaban la torre del homenaje; se hundieron sus nervadas bóvedas, como el poderío de los freires santiaguistas, y en sus altos matacanes, desdentados ya de almenas, vienen a anidar las aves de rapiña, y evacuado de guerreros entró la vegetación a adueñarse del histórico castillo. Ni muros, ni puentes, ni torres detienen ya al curioso visitante de aquella desolación. Fue baluarte romano, visigodo, árabe y cristiano; hoy, nada.También tienen estas piedras enojosas cuestiones que contar.

Reforzaron el castillo los caballeros de Santiago. En la preponderancia del feudalismo, un caballero era alcaide de la fortaleza, sin más freno que su albedrío. Quiso para sí una fuente del pueblo y mandó prender a quien fuese a ella por agua, y los ballesteros llenaron pronto de indefensas mujeres los calabozos del castillo.

Mas los vasallos de Montiel y de Jumilla se levantan en armas contra el señor, invaden el castillo arrollando a sus defensores, matan al comendado y libertan a las mujeres.

Más importante fue en Montiel el desenlace de la fratricida lucha entre don Pedro el Cruel y su hermano el bastardo de Trastámara. Las Órdenes militares con la nobleza estaban por éste, y al castillo de Montiel vínose el rey, ignorando que hacia aquí venían también su enemigo y hermano.

Custodiaba el castillo García Morán, y aunque el maestre le prohibió acoger al monarca, creyó inútil resistir al ejército que le acompañaba y le abrió las puertas para pernoctar. A marcha forzada viene don Enrique con los maestres y sus gentes a sorprender al enemigo al amanecer.

Avisado don Pedro, se apresta a la defensa y, mientras son arrolladas sus gentes, se encierra en la fortaleza. Don Enrique le acorrala en el cerco; y se desespera viendo transcurrir los días sin esperanza de salvación. ¿A qué referir una vez más la traición que se hizo con don Pedro para matarle en la noche del 22 de marzo de 1369? Todos los historiadores, con más o menos detalles, con mayor o menor certeza, la cuentan, y sabida es la horrible escena en la tienda de Beltrán Du Guesclin, donde le sorprendió la presencia del bastardo, que lo mató con la ayuda ajena. Fueron recompensados los cómplices y asesinos, y el castillo de Montiel (mausoleo del rey castellano) siguió regido por los caballeros freires de Santiago. Y acabó hundiéndose, al igual que su poderío.

No hay comentarios: