Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



martes, 26 de octubre de 2010

Isla Fortificada de Nueva Tabarca

Frente al faro de Santa Pola, a media hora de barca y en el centro de la gran bahía de Alicante, se encuentra esta isla, de la que el geógrafo árabe Al-Idrisi (siglo XII), dijo: "En sus inmediaciones (Alicante), al occidente, está una isla denominada Plana que dista una milla de la costa; es un antepuerto excelente donde se ocultan los navíos de los enemigos... " y así, comprendemos que en la baja edad media y en el siglo XVI fuera refugio de piratas y berberiscos. Siempre estuvo deshabitada hasta que, bajo el reinado de Carlos III, fue fortificada para acoger a los cautivos italianos, apresados por los moros en la isla tunecina de Tabarka.


Los escasos restos arqueológicos testimonian una antigüedad de la isla desde época romana y la documentación escrita menciona la construcción de una torre en la baja edad media; pero el asentamiento estable en la isla arranca de la fundación de la villa de "Nueva Tabarka" en el siglo XVIII. La ciudad, como todas aquellas de nueva planta, fue diseñada en su totalidad, desde sus murallas hasta sus calles y plazas, la iglesia y el palacio del Gobernador, así como con todos los elementos para su vida económica: puerto, era, horno de pan, horno de cal, aljibe, etc. Hoy en día, aunque algo deteriorada podemos apreciar el diseño de una ciudad borbónica. El recinto amurallado se adapta a la topografía y perímetro del brazo occidental de la isla, sus murallas son de sillería de gran formato, con ángulos matados y desarrollo horizontal, definida su altura por una moldura de medio bocel y rematada en cañoneras, cuya estructura y anchura permiten emplazar en su interior almacenes, depósitos, etc.


Las puertas de la ciudad se disponen en un eje E-O, denominándose, en este orden, de San Rafael y San Gabriel, y una tercera, en su fachada N, que daba a un pequeño astillero, llamada de San Miguel. Todas ellas son de sillería con falsas columnas almohadilladas y pilastras, al estilo neoclásico, con arco apainelado y cuerpo de guardia en su interior; exceptuando la de San Miguel, que en su friso portaba el escudo de los Borbones, a las otras les falta el remate o entablamento; asímismo, sólo la puerta de San Gabriel sustenta la inscripción: " CAROLVS III, HISPANIARUM REX, FECIT, EDIFICAVIT'. En los planos originales estaban previstos revellines defendiendo los ingresos, pero sólo llegó a medio edificarse el de la puerta de San Gabriel.


En el año 1760 comenzaron las obras bajo la dirección del gobernador de Alicante Guillermo de Baillencourt y, diez años después, cuando comenzaban a recibirse los primeros cautivos redimidos, todavía se estaban realizando obras bajo la dirección del Coronel de Infantería Fernando Méndez, autor del proyecto.


La ciudad planificada no llegó a concluirse nunca y en la actualiidad se están
haciendoi constantes restauraciones y consolidaciones, para mantenerla en su estado más original; ello permite, durante su visita, retrotraernos casi al siglo XVIII y disfrutar de la contemplación de una ciudad neooclásica. de nueva creación, en su estado más puro.


(según Rafael Azaur y Francisco J. Navarro en CASTILLOS DE ALICANTE)

No hay comentarios: