Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



martes, 21 de diciembre de 2010

Castillo de Orihuela

En un promontorio en saliente de la sierra de Orihuela, a modo de avanzadilla o espolón sobre la Vega del Segura, se aprecian los restos ruinosos de lo que fue el alcázar de la medina de Orihuela, cabeza administrativa de la antigua Cora de Tudmir.


La fortaleza era un todo con la ciudad islámica de Orihuela y se ordena en una serie de recintos progresivos: el superior o "celoquia", en la parte más alta, estaba reservado a la jerarquía militar y de él se conservan una cisterna y un encintado poligonal, sin cubos, siguiendo la orografía del terreno. De éste partía un segundo recinto a modo de gran albacar del que se conserva su flanco del mediodía, compuesto por cinco cubos en saliente, vaciados al interior, con mampostería en su base y remate de encofrados de tapial. En este frente se encuentra el paso actual: recto y defendido por dos torres de plantas rectangulares de gran formato.


La obra de este conjunto, por sus características constructivas: muros con basamento de mampostería y vuelo de tapial, cubos huecos formados por los quiebros del mismo lienzo, anchura de los muros y tasmsño de las cajas del tapial, etc. Podemos suponerla de época taifa-almorávide, es decir, de fines del siglo XI primera mitad del siglo XII.


De este recinto arrancan dos lienzos de murallas en orientaciones distintas y que descienden para buscar la medina. Estas murallas, que enlazarían con los tres recintos de Orihuela, presentan facturas distintas; las del flanco del SE, en disposición de cremallera, parecen más antiguas y están realizadas en fábrica de tapial; mientras que las de la vertiente de poniente bajarían, a través de una serie de torres macizas y en saliente, a buscar la torre de "Embergoñes". Ésta es un interesante ejemplo de torre de planta hexagonal, realizada con la técnica del tapial y que nos recuerda a la existente en el castillo de Cullera (Valencia) o a las más conocidas de las cercas de Cáceres y Badajoz, obras todas ellas encuadrables dentro del grupo de las construcciones militares levantadas en época almohade.


Con la conquista cristiana de Orihuela y su paso a la corona aragonesa a principios del siglo XIV, el castillo fue perdiendo la categoría y función que poseía en época islámica y, por tanto, sus recintos, alcazaba y albacar, fueron decayendo sin aclimatarse nunca a las necesidades de la nueva sociedad cristiana. No pudo ser castillo palatino o señorial porque Orihuela siempre fue villa Real y, por otro lado, las buenas defensas urbanas les permitieron hacer frente a los avatares históricos de la Baja Edad Media.


La nueva política desarrollada por el Imperio en el siglo XVI dejó a un lado a esta fortificación por inservible y obsoleta; tal era su situación que en el siglo XVIII se solicitaba la construcción de una habitación para refugio de los soldados.


Esta serie de circunstancias han permitido que llegue hasta nosotros este castillo, ejemplo fósil de lo que fué la alcazaba islámica de Orihuela, cuyos orígenes físicos no hay que buscarlos en el siglo VIII sino en pleno siglo X y cuya muerte fué anunciada con la sacramentación de su última mezquita.


(según Rafael Azaur y Francisco J. Navarro en CASTILLOS DE ALICANTE)

No hay comentarios: