domingo, 23 de enero de 2011

Castillo de Planes

No podemos hablar del castillo de Planes sin mencionar la Torre de Almudaina; pues castillo y torre forman una perfecta unidad histórica y arquitectónica.


El castillo, que protege el apretado caserío de Planes, posee una planta poligonal, ligeramente alargada y defendida por un antemural. Está formado por grandes paños de tapial enlazados por ocho cubos en saliente de planta rectangular. El antemural, de la misma fábrica de tapial que el resto de la fortificación, rodea todo el conjunto excepto su flanco de poniente, dispuesto sobre un pronunciado barranco. El ingreso al castillo se realiza por medio de un trayecto en rampa terminado por dos cubos unidos por un lienzo de muro en donde se emplaza una puerta de arco de medio punto en sillería, muy deteriorada. Traspasado este primer ingreso se llega a la torre de poniente con un arco de ingreso también de medio punto en sillería. El interior del castillo en la actualidad es una llanura abancalada en donde sólo se distingue un aljibe de planta rectangular. La similitud con otras construcciones de época islámica permiten datarlo en la segunda mitad del siglo XII. Los recientes trabajos de restauración que se estan realizando en el mismo, permitirán, en un futuro próximo, disfrutar de su visita, hasta ahora vetada por haber sido de propiedad particular.


En época almohade se debió construir la torre de Almudaina, de planta cuadrada y realizada en tapial, de tres pisos y posiblemente rematada con almenas. Sabemos que fue regalada a D. Jaime por un. musulmán denominado Almudino. El 10 de junio de 1278, Dña. Teresa, D. Jaime de Xérica y su esposa, otorgaron a Arnaldo de Sernolia, Ramón de Pujasons y ciento treinta pobladores la "Carta Puebla de Planes y Almudaina".


(según Rafael Azaur y Francisco J. Navarro en CASTILLOS DE ALICANTE)

No hay comentarios: