viernes, 15 de julio de 2011

Castillo de Alcantarilla

Información
Restos del castillo que defendía el paso por el puente romano sobre el río salado, y que, según la leyenda, fue refugio del famoso bandolero Diego Corrientes.


Dirección
Se encuentra junto a la N-IV en sentido Cádiz, en el cruce con la SE-427 en dirección a Utrera.


Historia
Fue construido para fortificar el puente romano que cruza sobre el río Salado. Contaba con dos torres, según se puede ver en las ilustraciones realizadas por viajeros de los siglos XVIII y XIX, una orientada hacia el noreste, y actualmente desaparecida, que permitía el paso al puente a través de un arco abierto en su base. Esta torre se mantuvo en pie hasta el siglo XX, cuando fue demolida para permitir el paso de vehículos de mayor tamaño.
La otra torre, la que se conserva hoy día, se encuentra en el lado opuesto, actuaba como aposento para la guarnición y disponía de medios de defensa para bloquear el paso del puente.
Según la tradición, éste castillo sirvió como refugio al famoso bandolero Diego Corrientes, ejecutado en Sevilla en 1781. Según la costumbre de la época, su cadáver fue cuarteado y expuestos los restos en diversos lugares. Su cabeza fue a parar precisamente al puente que, según la leyenda, le sirvió de refugio durante sus fechorías.


Descripción
De la única torre que quea en pie, se conserva actualmente solo la primera planta, aunque contó con otra más, y se pueden ver los arranques de la bóveda de ladrillo. La torre tiene una superficie de unos 155 m2. De la puerta, abierta en la cara noroeste, no quedan restos de su traza.
En el lado noreste se pueden ver los restos de una dependencia aneja a, quizá usada como cuadra o como cuerpo de guardia para controlar el paso de personas y mercancías para el pago de derechos de paso.
La torre que queda fue construida sobre una base de sillares bien labrados, que refuerzan también sus esquinas. El resto es de tapial, a base de guijarros y restos cerámicos. En la sillería podemos contemplar hasta tres marcas de cantero de distinto diseño, así como un curioso croquis en el lado oeste que algunos lo identifican como una representación del castillo de San Marcos, de El Puerto de Santa María, si bien otros opinan que se trata de una boceto realizado por el alarife que dirigía las obras. En las esquinas hay unos huecos de unos 3 metros de altura, destinados a columnas para embellecer el conjunto.


Estado
Se encuentra en estado de ruina consolidada.


Visitas de acceso libre.

No hay comentarios: