jueves, 19 de enero de 2012

Castillo de Riudabella

Situado en el del Parque Natural de las Montañas de Prades, en la comarca de la Conca de Barberà (Tarragona), a sólo 3 kilómetros del monasterio de Poblet y 6 de Vimbodí se encuentra este castillo cuyas centenarias piedras han visto pasar la historia de sus moradores, como lo demuestran los diferentes yacimientos prehistóricos, ibéricos y romanos encontrados en sus alrededores.


Después de que Ponç II de Cervera reconquistara estas tierras a los árabes hacia el 1132, Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, las entregó a la abadía de Fontfreda en el año 1150 para fundar el monasterio de Poblet. Riudabella se convirtió entonces en una de las granjas cistercienses más activas de la zona y en el siglo XV el abad Delgado hizo construir en ella una casa de reposo para los monjes de más edad.
En el año 1835, con la desamortización de Mendizábal, los monjes tuvieron que abandonar Poblet y sus propiedades fueron saqueadas y destruidas. En 1841 la granja-castillo de Riudabella fue adquirida en subasta pública por Pedro Gil y Babot, y en 1860 se inició el proceso de restauración hasta llegar a su aspecto actual de recinto amurallado, bajo la tutela y gestión de los herederos de la familia Gil Moreno de Mora.
Entorno
El Castillo de Riudabella está situado en un paraje privilegiado en la falda del Parque Natural de las Montañas de Prades, en la comarca de la Conca de Barberà (Tarragona), a sólo 3 kilómetros del monasterio de Poblet y 6 de Vimbodí.
Rodeado por 180 hectáreas de viñas y bosques, el castillo permite disfrutar de un paisaje natural de gran belleza y de una tranquilidad encantadora, así como de una amplia oferta de actividades para hacer de la estancia una experiencia inolvidable.

No hay comentarios: