Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



viernes, 9 de agosto de 2013

Castillo de Paradilla del Alcor


No pasó inadvertido al fenómeno histórico de la Reconquista este recóndito caserío -carente de independencia administrativa y vinculado al municipio de Autilla del Pino-, que pervive aislado de cualquier ruta convencional en los secarrales donde confluyen la Tierra de Campos y El Cerrato. De aquella peripecia quedó como vestigio un edificio fortificado sobre cuyas ruinas se alzó el castillo de reducidas dimensiones y airoso porte que hoy se consume día a día en el caserío de Paradilla en espera de una urgente intervención que ponga remedio a su previsible arruinamiento total.

Reseña histórica
El edificio que ha llegado hasta nosotros debió suplantar a otro de factura anterior, erigido durante el episodio histórico de la Reconquista. No hay unanimidad entre los tratadistas a la hora de fijar el origen del actual edificio, pues mientras unos lo sitúan en el siglo XIV otros retrasan su construcción hasta la centuria siguiente. Bernard Remón destaca, como reseñas históricas de esta fortificación, su intervención como punto guarnicionado por el infante Don Juan durante su asedio a la capital palentina en tiempos de la minoría de Fernando III y su condición de escenario de las tramas urdidas en torno a 1520 entre su propietario, señor Ladrón de Guevara, y el obispo Acuña para apoyar a la sublevación comunera.
En el desgastado escudo que corona la puerta de acceso del recinto exterior parece adivinarse la simbología heráldica de los apellidos Salcedo, Guevara y Rojas - entre otros-, cuyas familias debieron intervenir en una reforma que se llevó a efecto a comienzos del siglo XVII.

Características arquitectónicas
Dispone de doble recinto. El exterior es muy amplio y cuenta con una hermosa puerta de acceso enmarcada por arco de medio punto entre cubos estilizados con forma de linterna. El recinto interno muestra planta cuadrada con un solo torreón cilíndrico angular.
Las sucesivas reformas que se han llevado a efecto han empleado toda suerte de materiales líticos, por lo que su desaliñado aspecto actual nos muestra una curiosa combinación de mampuesto, sillarejos más o menos regulares y sólida sillería bien tallada. El arruinamiento de su remate superior impide discernir la función de una aparente ladronera o balcón amatacanado que se refugia junto al torreón principal como único resalte ornamental persistente. El conjunto muestra una armonía de volúmenes muy digna de ser destacada.

Estado de conservación
Sufre penoso abandono, preludio de su inevitable ruina. Resultaría imperdonable la pérdida definitiva de un vestigio histórico medieval tan importante y de tan hermosa compostura. Es de propiedad particular y forma parte de un caserío.

(Los Castillos y Fortalezas de Castilla y León - Carlos M. Martín Jiménez)

No hay comentarios: