Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



martes, 17 de septiembre de 2013

Castillo de Santa Gadea del Cid

La villa de Santa Gadea del Término - que mudó su apellido en el siglo XIX por el más pomposo referido al legendario personaje don Rodrigo Díaz - debió fundarse en torno a la décima centuria. Allí confluían los reinos de Castilla y Navarra y a tal circunstancia se atribuye el origen de la denominación primitiva de la villa.

Reseña histórica
La muy antigua villa debió contar con punto fortificado desde la undécima centuria. Esta plaza con su castillo fue una de las propiedades que Fernando I recibió de su padre, Sancho III. Sobre ellas estructuró su dominio, intitulándose rey d e Castilla en el año 1035. Permaneció bajo dominio real hasta el siglo XIII. A comienzos de la siguiente centuria la familia Núñez de Lara aparece como titular de la plaza, que retorna a la corona bajo el reinado de Pedro I. Doña Sancha de Rojas adquirió la propiedad de la villa, y se la cedió a su hija, quien contrajo matrimonio, con Juan de Padilla. La actual fortaleza debió edificarse, presumiblemente sobre cimientos de la anterior, en el siglo XV. Se atribuye a la familia Padilla la orden de su reconstrucción.


Características arquitectónicas
Del conjunto medieval quedan en pie una torre cuadrada, que se asienta sobre incómoda base rocosa, y los restos de un muro protegido por dos cubos huecos. La torre conserva la bóveda nervada de la cubierta alta. Ha perdido, por el contrario, el remate presumiblemente almenado sobre matacán que debía apoyar sobre la hilada de ménsulas de dos cuerpos que recorre toda su corona. El acceso a su interior se posibilitaba mediante una puerta elevada ceñida con arco de medio punto. El edificio se levantó con cantería de muy desigual talla. Han quedado a la vista las entrañas de alguno de los paramentos exteriores lo que permite apreciar el relleno de ripio que contenían los muros, cuyo remate externo se lograba con sillarejo y mampuesto. Tuvo recinto cerrado sobre la planta del altozano en que se instala.


Estado de conservación
Los restos desarticulados que se han conservado han sido restaurados y consolidados. Es de propiedad municipal. Carece de uso.

(Los castillos y fortalezas de Castilla y León - Carlos M. Martín Jiménez)

No hay comentarios: