Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



miércoles, 23 de octubre de 2013

Castillo de Cea


El castillo de Cea está librando su última batalla, en este caso contra los inexorables efectos del abandono y del transcurso del tiempo. Vivimos días de vísperas de su presumible total arruinamiento. Disfrutemos, hasta que se consume su desaparición, de los últimos vestigios de una fortificación cargada de resonancias históricas en la lucha fratricida en que se trabaron leoneses y castellanos con motivo de la fragmentación del reino acaecida en 1157 tras el fallecimiento del monarca Alfonso VII.

Reseña histórica
La fortaleza de Cea cumplió papel defensivo de la línea fronteriza del río del que toma nombre. La división del reino de Castilla y León motivó, durante los setenta años que transcurrieron hasta su definitiva reunificación, constantes fricciones. Su construcción debe ser, sin embargo, anterior a esta peripecia histórica. Se ha señalado que la fortaleza sirvió como presidio del rey navarro García a finales del siglo XI. En el Siglo XIV el castillo pertenecía a Juan Alfonso de Alburquerque. El monarca Pedro I - a quien sus detractores acusaban de ejercer un poder tiránico y cruel - ordenó el asalto y destrucción del castillo en la segunda mitad del siglo XIV.


Características arquitectónicas
Sólo han sobrevivido los restos de una majestuosa torre del homenaje, agrietada y en situación terminal, y algunos vestigios de una barbacana exterior. El derrumbe de los muros de la torre ha dejado al descubierto la intimidad de sus estancias interiores, que se distribuyen en diferentes pisos. El conjunto, que fue construido con mampostería, se coronaba con almena. Al pie de la torre del homenaje, y para reforzar las cárcavas terrosas excavadas por el río Cea, se construyó una barrera almenada de la que quedan en pie algunos vestigios.


Estado de conservación
Se conservan, únicamente, algunos lienzos del recinto interno y una parte de la muralla exterior, que soportan el paso de los años en estado de absoluto abandono.

No hay comentarios: