Selección por provincias

jueves, 28 de noviembre de 2013

Castillo de Villanueva de Jamuz

Las similitudes que presenta la torre de este castillo con la gemela de Laguna de Negrillos permiten pronosticar que sus obras se deben al mismo patrocinador y a igual ejecutor.

Reseña histórica
La parte más antigua del edificio , incluida la torre del homenaje, se debe a la iniciativa de Diego Fernández de Quiñones - intitulado conde de Luna a partir de 1462 - y su esposa María de Toledo. Las obras debieron llevarse a efecto en la primera mitad del siglo XV. Don Suero de Quiñones, hijo de los impulsores del proyecto original,  heredó el castillo y realizó en él obras de reforma y ampliación.


Características arquitectónicas
Muestra planta trapezoidal con tres cubos angulares y una torre semicircular incrustada en medio del lienzo. La torre del homenaje, que tuvo cuatro pisos y se coronaba  con cornisa volada apoyada en modillones, ocupa el ángulo restante. Todo el conjunto se construye con mampostería menuda. Los remates angulares se cuadran con sillarejo. La similitud entre las torres de Villanueva y Laguna es muy patente. Las ventanas se enmarcan también aquí con jambas monolíticas y piedras que forman arco de medio punto o ligeramente apuntado.


E s t a d o d e conservación
Ha conservado lo más esencial de su estructura, con algunas faltas en el recinto externo. También perdió el remate volado de la torre. Es de propiedad municipal.


(Los castillos y fortalezas de Castilla y León - Carlos M. Martín Jiménez)

domingo, 24 de noviembre de 2013

Torre de Toraza - Valtierra


Situación

La Torre de Toraza se encuentra en lo alto de la localidad de Valtierra, provincia de Navarra.

Historia

Los cimientos de la torre corresponden a un monumento funerario de un origen romano. En época medieval sus muros se recrecieron, convirtiéndose en atalaya defensiva y pasando a formar parte del sistema defensivo constituído por las murallas y el castillo que existió antiguamente. Hacia el año 842 era uno de los bastiones de Muza ben Muza. El 1110 el rey de Navarra Alfonso el batallador reconquistó el lugar.

Tras la reconquista, los musulmanes no abandonaron la villa sino que convivieron con los cristianos durante siglos. En 1515 se les obligó a marcharse o a convertirse al Cristianismo. Aunque la mayoría se quedó, convirtiéndose al Cristianimos y adoptando otros nombres, fueron odiados y perseguidos. Se les llamó conversos, moriscos o morotos. El apodo de los Valtierranos es Teo y el de los arguedanos Moroto. Mientras Teo viene a significar cristiano viejo, moroto significa converso. Autores como Quevedo reflejan en sus obras el argot de aquella época que aquí se conserva.

Estado de conservación

Se encuentra en estado de ruina progresiva.

Visitas

Es de acceso libre.

Protección

Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.


jueves, 14 de noviembre de 2013

Castillo de Lezana de Mena

La torre de Lezana fue erigida en una época en que las diferentes estirpes de la nobleza regional burgalesa se encontraban trabadas en permanente pendencia. Goza de esa sutil forma de armonizar volumen y formas, característica de las torres burgalesas, que consigue, a base de argumentos estéticos de máxima sobriedad, arrancar siempre al visitante una expresión admirativa.

Reseña histórica
Su construcción originaria se atribuye a la familia Angulo, quien debió erigir un primer edificio en la segunda mitad del siglo XIV. La más antigua cita documentada de la torre corresponde al año 1397 y se refiere a un reparto de la herencia de Pedro Gómez de Porras, cuya esposa Juana Fernández de Angulo había aportado el edificio a la sociedad económica matrimonial. En la segunda mitad del siglo XV Lope García de Velasco forma mayorazgo en el que se incluía esta edificación. Debió ser (entonces cuando se construyeron la barrera defensiva y los garitores de la corona, y cuando se abrieron los vanos para toma de luces y vistas.


Características arquitectónicas
Su estructura, muy simple, se compone de barbacana exterior y torreón central rectangular, que se remata con corona de almena y garitas angulares. La cerca - ahora decrecida - refuerza su poder defensivo con cubos en las esquinas y torrecillas cuadradas en mitad del muro. Tuvo cuatro plantas y adarve sobre cubierta. Las plantas segunda y tercera recibían luces a través de angostos ventanucos apuntados. En sus fachadas se practicaron aspilleras defensivas. La torre, cuyos muros decrecen en grosor a medida que se elevan, alcanza una veintena de metros de altura. Se edificó con sillarejo de buena calidad. Peor material se empleó en la barbacana, que se levantó con mampuesto en época posterior a la construcción del recinto central.


Estado de conservación
Conserva íntegra su estructura primitiva. Ha sido restaurada. Es de propiedad particular y carece de uso.


(Los castillos y fortalezas de Castilla y León - Carlos M. Martín Jiménez)

viernes, 8 de noviembre de 2013

Castillo de Sotopalacios

La villa de Sotopalacios ostentó capitalidad jurisdiccional de la Merindad de Río Ubierna. Una tradición de base inconsistente vinculaba el castillo a la figura de Rodrigo Díaz de Vivar. No tiene otro fundamento la denominación popular del edificio como Palacio del Cid que la proximidad de la aldea de su nacimiento. Hubo, parece cierto, en su solar una fortaleza anterior. La intervención arqueológica ha desvelado la existencia de restos de anterior cimentación correspondiente a un edificio que nada tiene que ver con el actual. La tardía cronología del palacio que ha llegado hasta nuestros días desbarata toda pretensión de ver en la nominación legendaria alusiva al Campeador cualquier atisbo de veracidad histórica.

Reseña histórica
Edward Cooper advierte la presencia, en una crujía del ángulo noroeste, de "ventanales lanciformes del tipo habitual del siglo XIII". No obstante, las obras fundamentales del palacio que ahora contemplamos debieron llevarse a cabo a lo largo del siglo XV. Durante la centuria
siguiente continuaron las tareas de edificación, según se desprende de documentación relativa a una solicitud de autorización real. La plaza pertenecía a los Manrique en el momento del inicio de las obras de reedificación. El linaje Padilla y los duques de Lerma sucedieron a los titulares originales en la propiedad del inmueble.


Características arquitectónicas
Su estructura responde más a la de una residencia palaciega que a la de edificio militar de carácter estrictamente defensivo. Tiene planta cuadrada. En las esquinas de uno de los muros se instalaron dos gruesas torres - también de planta cuadrangular - dispuestas en posición diagonal respecto al frente del edificio. Una tercera torreta albarrana, de menor entidad, ocupa otro de los ángulos. Todo el conjunto se levantó con mampostería, reservando la sillería para el remate de los encuentros de las fachadas. El interior del palacio distribuye sus estancias en torno a un patio central. El edificio se corona con almena sobre matacán corrido apoyado sobre ménsula de doble cuerpo.


Estado de conservación
Conserva su estructura básica en buen estado. Ha sido restaurado. Es de propiedad particular. Se destina a vivienda.