lunes, 13 de enero de 2014

Castillo de Villalba de los Alcores

Villalba cuenta con sobria fortaleza cuyo origen venía siendo asociado a la presencia en la villa de Caballeros Hospitalarios y Templarios durante el siglo XII. Las investigaciones más recientes parecen apuntar en otra dirección a la hora de determinar los responsables de su construcción.

Reseña histórica
Tradicionalmente se ha venido asociando su fundación a la actividad de los Caballeros Hospitalarios de la Orden de San Juan de Jerusalén que apoyaron durante el siglo XII al monarca castellano Alfonso VIII en sus pendencias con el reino leonés. Sin embargo, un estudio detallado de su heráldica revela La intervención de Alfonso Téllez de Meneses en la construcción del recinto central. Sufrió importantes desperfectos con motivo del asalto protagonizado a mediados del siglo XV por el Conde de Benavente, quien debió impulsar las obras de su remodelación que se aprecian en bóvedas y cubos artilleros de la muralla. Entre su rico anecdotario histórico destaca la presencia circunstancial en sus estancias del féretro de Felipe el Hermoso, conducido en su desesperado viaje viudal por la reina Juana la Loca.


Características arquitectónicas
Los tratadistas destacan su aspecto "conventual", que achacan a la intervención en su construcción de los técnicos que dirigieron las obras de diversos monasterios cistercienses coetáneos. Así lo ponen de manifiesto detalles como la configuración de los ventanales o la disposición claustral del recinto interno. El asalto del Conde de Benavente - don Rodrigo de Pimentel -, quien tomó el castillo en 1469, debió dañar seriamente la cubierta. Las bóvedas originales fueron sustituidas por otras de cañón. La barbacana que protege y refuerza el recinto interior se levantó, también, en la decimoquinta centuria. Es de lamentar la reciente pérdida de la torre del homenaje, que ha dejado al conjunto huérfano de resaltes sobresalientes. Permanecen en pie, empero, nueve torres que rodean el perímetro.


Estado de conservación
Es de propiedad particular y en su recinto se desarrolló hasta no hace mucho la curación artesanal de unos afamados quesos. Los expertos reseñan la necesidad de una urgente consolidación.


(Los castillos y fortalezas de Castilla y León - Carlos M. Martín Jiménez)

No hay comentarios: