miércoles, 2 de abril de 2014

Castillo-palacio de Somaén

La villa ocupa una atalaya que domina el cañón rocoso por donde discurre el río Jalón. Tanto sus propiedades defensivas como su aptitud para la vigilancia hacían de su emplazamiento un lugar óptimo para la Instalación de un edificio fortificado. Cumple así con eficacia la labor que comparte con otros fortines alineados junto al curso del mencionado río para la defensa de un valle fronterizo con Aragón que siempre fue muy apetecido por los monarcas del reino aledaño.
Reseña histórica
Su fecha de construcción se inscribe en el último tercio del siglo XIV. Fue construido por orden del primer conde de Medinaceli, Bernal de Bearne, cuando Somaén había pasado a depender de la nueva villa condal. Destacan los tratadistas el papel que jugó la fortaleza durante la guerra de la Independencia, episodio en el que la fortaleza pasó por manos de los dos bandos antagonistas.

Características arquitectónicas
De haber conservado la segunda torre gemela que resultó arruinada en el último cuarto del siglo XX su silueta nos resultaría muy familiar, después de contemplar otras fortalezas del valle del río Jalón. Se componía en origen de dos torres laterales y un recinto cerrado mediante muros tendidos entre ambas. La única torre que ha resistido a los efectos inexorables del paso del tiempo - y en este caso de la debilidad del substrato, de irregular firmeza, en que se asienta la fortaleza - muestra planta pentagonal, similar a la que apreciamos al visitar Montuenga.
Estado de conservación
La torre que ha permanecido en pie - de propiedad particular - ha sido rehabilitada para su empleo como vivienda. También se han consolidado los restos de los lienzos del recinto exterior.


(Los castillos y fortalezas de Castilla y León - Carlos M. Martín Jiménez)

No hay comentarios: