Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



domingo, 20 de abril de 2014

Castillo y puertas de la muralla de Villalpando

La plaza de Villalpando, localidad de alma esteparia, hunde sus orígenes en fechas próximas al fin del primer milenio. Rodeada de la inmensa llanura de Tierra de Campos sorprende al visitante por su riqueza monumental - auténtico escaparate de arquitectura mudejar - que atestigua su rica tradición histórica. El auge inicial de la villa coincide con la repoblación impulsada por Fernando II de León en el último tercio del siglo XII. Sus iglesias de San Nicolás y San Pedro capitalizan el denominado "foco mudejar de Villalpando", mientras que el templo de Santa María la Antigua sigue el modelo constructivo cuyo centro de influencia se sitúa en la cercana localidad de Toro.
Reseña histórica
Si contemplamos detalladamente la espléndida puerta de San Andrés encontraremos, sobre el vano de acceso, el escudo de los Velasco, a quienes pertenece desde finales del siglo XIV la villa, en la que edificaron un palacio fortificado del que apenas restan, como vestigios de su perdida grandeza, los muros perimetrales.

Características arquitectónicas
El recinto original del palacio de los Velasco, construido originalmente con planta cuadrada y fábrica de mampostería, fue ampliado entre los siglos XV y XVI mediante la adición de un cubo de recia sillería. El elemento más atractivo del conjunto fortificado de Villalpando es la denominada puerta de San Andrés, que ha sido objeto de diversas transformaciones desde su remoto origen, que los historiadores sitúan en la época de la repoblación de la plaza - hacia el año 1170 -. El arco apuntado del vano se integra en portada ricamente decorada y se flanquea por dos sobrios cubos protectores. Sobre el vano hallaremos, además del escudo de los Velasco, el blasón municipal - ornamentado con sencillas bandas horizontales - y otro con diseño simple en forma de aspa. Todo ello encerrado en espléndido marco rectangular sogueado.

Estado de conservación
La puerta de San Andrés es el elemento del conjunto fortificado que luce un mejor estado de conservación. Constituye un magnífico saludo de recepción a los visitantes que quieran internarse en esta adusta villa de Tierra de Campos a través de tan monumental conjunto de acceso.


(Los castillos y fortalezas de Castilla y León - Carlos M. Martín Jiménez)

No hay comentarios: