sábado, 21 de junio de 2014

Castillo de Alba - Sorribos de Alba

En el valle superior del río Bernesga, tomar la N-630 norte desde León durante 25 km y girar al oeste por la C-626, que lleva, tras 4 km, a Sorribos de Alba.
Éste es probablemente el castellum de Alva que Alfonso III construyó (según el cronista Sampiro) alrededor del 874 en el territorio de León. A diferencia de las otras dos fortalezas semejantes, en Luna y Gordón, que fueron reconstruidas de forma importante en los siglos posteriores, Alba parece haber permanecido inalterada desde su construcción en el siglo IX hasta que fue destruida por Alfonso VIII de Castilla en 1196. Estos castillos se construyeron todos en la cara meridional de la Cordillera Cantábrica que separa a Asturias de León y la Meseta, y eran parte del proceso de expansión del reino y de la repoblación de la última. El castillo, de forma rectangular (aprox. 150 x 50 m), fue construido con grandes bloques de piedra caliza. Tenía dos torres rectangulares (6 x 4 m y 4 x 3,5 m, respectivamente) a cada lado. La mayor de las dos, en el noroeste, tiene una puerta de entrada en su pared meridional y un pequeño muro enfrente de la torre la aísla del resto del castillo, formando una zona separada defendible.
Todavía no se han localizado las puertas de entrada. En el centro del yacimiento hay una cisterna (12 x 4 m) y un área de edificios domésticos entre ésta y la muralla.


(España Guía arqueológica - Roger Collins)

No hay comentarios: