domingo, 6 de julio de 2014

Casa fuerte de Aldeaseñor

Las reformas que ha ido sufriendo el conjunto fortificado de Aldeaseñor a lo largo de su decurso histórico han transformado lo que inicialmente fuera sobrio torreón defensivo en espléndido palacio residencial. Los elementos arquitectónicos incorporados al edificio original han integrado un conjunto fortificado de muy notable belleza.

Reseña histórica
La torre aparece documentada en el año 1350 bajo la propiedad del hidalgo Fernando de Morales. No puede precisarse con certeza su origen. Los tratadistas vinculan su construcción a la defensa del territorio frente a las invasiones de los dominios reales vecinos. Lope de Salcedo, yerno de Morales, recibió el torreón en concepto de dote. Se mantuvo en la propiedad de su linaje durante más de cinco siglos.


Características arquitectónicas
Todo el conjunto se estructura en torno a la magnífica torre, que eleva su silueta hasta una altura de nada menos que veintiséis metros. Es de planta rectangular. Se construyó con mampostería menuda, complementada con sillería para rematar las esquinas y enmarcar los vanos de las ventanas - algunas de las cuales lucen un singular diseño de arco lobulado -. Su interior acogía seis pisos separados por techumbres de madera. Se adosó al torreón, con el decurso histórico, un edificio con finalidad residencial y se rodeó todo con cerca defensiva, cuyo vano de acceso muestra singular arco adintelado y se remata con adorno piramidal.


Estado de conservación
Se ha conservado completa y ha sido restaurado con vistas a la instalación de un centro cultural. Pertenece a una Caja de Ahorros.


(Los castillos y fortalezas de Castilla y León - Carlos M. Martín Jiménez)

No hay comentarios: