Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



lunes, 28 de julio de 2014

Palacio de los Marqueses de Villafranca - Villafranca del Bierzo

Cuenta la tradición que los peregrinos que se veían incapaces de alcanzar la meta de su viaje penitencial a la catedral de Santiago podían ganar el jubileo compareciendo ante la Puerta del Perdón de la iglesia de Santiago en Villafranca del Bierzo. La villa adquirió, con el decurso histórico, una relevancia importante, que ha dejado notable impronta de hidalguía en su caserío.

Reseña histórica
El palacio se edifica por orden de Pedro Álvarez de Toledo y su esposa María Osorio Bazán -marqueses de Villafranca- en torno al año 1515.
Sus obras se prolongaron más allá de la muerte de su impulsor, y todavía en la segunda mitad del siglo XVI se realizaban trabajos en el núcleo palaciego.


Características arquitectónicas
Su planta es cuadrangular. En las esquinas del recinto exterior, fabricado con paños de argamasa con guijarro menudo y verdugadas de ladrillo, se instalaron poderosos cubos. Sus plantas superiores e inferiores se cubren con bóveda semiesférica, mientras las intermedias se cierran con techumbre de madera. Únicamente se remata con almena uno de los muros del recinto, ignorándose si ello se debe a que no se terminaron las obras o a que la muralla resultó desmochada. Para la defensa del edificio se practicaron aberturas de buzón simple, carente de derrame. Las estancias interiores se distribuyen en torno a un amplio patio interior. Han sido restauradas y rehabilitadas para vivienda, lo que ha motivado su transformación. Antes de esta intervención apenas permanecían en pie las estructuras básicas de algunas dependencias internas. De los comentarios de Edward Cooper se desprende que habían "desaparecido también las galerías del patio, y de dependencias originales queda poco más que lo que se supone fueron las caballerizas, unas grandes naves abovedadas en ladrillo, debajo de las crujías".


Estado de conservación
Ha llegado hasta nuestros días bastante completo y, tras su restauración, se nos muestra con buen estado de conservación. Es de propiedad particular y se destina a vivienda.


(Los castillos y fortalezas de Castilla y León - Carlos M. Martín Jiménez)

No hay comentarios: