domingo, 7 de septiembre de 2014

Torre de Santibáñez de Béjar

Tiene la torre de Santibáñez en las encinas que la flanquean mudos testigos de su historia con aspiraciones de longevidad centenaria. Nuestro sentido de la responsabilidad cultural debe garantizar que este sobrio exponente de la arquitectura militar medieval continúe compitiendo en longevidad con las fagáceas que, indisociables del característico cuadro en que se integra, acompañan desde mucho tiempo atrás al gallardo torreón.

Reseña histórica
La forma ojival del arco de entrada hace pensar a algún tratadista que el edificio pudo levantarse en el siglo XIII. No se dispone de fuentes documentales que permitan  ofrecer mayores precisiones sobre el origen de este sobrio torreón, que con el andar del tiempo pasaría a manos del Marqués de Fuente el Sol, quien dispuso también en Santibáñez de casa fuerte hoy desaparecida.


Características arquitectónicas
La torre de Santibáñez comparte con otros torreones provinciales el gusto por la sencillez. Sus muros se componen con mampostería granítica que se alinea en los ángulos mediante desgastados sillares. Tiene planta rectangular. Su vano de entrada dibuja un peculiar arco apuntado.


Estado de conservación
Desmochada y abandonada a su suerte, la torre parece fiar sus expectativas de supervivencia a la aparente solidez de la trabazón de su estructura de granito.

No hay comentarios: