Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



domingo, 12 de octubre de 2014

Castillo de Corbins

Situación
El Castillo de Corbins se encuentra en la parte más alta de la localidad del mismo nombre, en la calle del Castillo, en la comarca del Segriá, a escasos 12 kilómetros de la capital leridana, provincia de Lérida.

Historia
Los orígenes de Corbins se remontan a un asentamiento romano del siglo I a.C. mencionado en las crónicas por el mismo Julio César con motivo de la batalla de Ilerda, ocurrida durante la cruenta guerra civil que mantuvo César con el general romano Pompeyo. Actualmente se conservan restos de la villa romana, el Tossal del Moro.
Durante la dominación musulmana de la península, la población crecería y se desarrollaría alrededor de un hisn levantado por los sarracenos. Según las crónicas, Corbins llegó a ser una medina de considerable importancia.
Desde el siglo IX, el distrito musulmán de Larida estaba defendido por una extensa y eficaz red de fortalezas que lo protegían, y que formaban parte de las fortificaciones fronterizas de la Marca Superior de Al-Ándalus con los territorios cristianos.
El castillo de Corbins fue construido por los musulmanes, posiblemente en el X, en un lugar estratégico, al borde de un barranco en la confluencia de los ríos Segre y Noguera. Al-Razi describe el castillo de Caravina (Corbins) como una de las plazas fortificadas más importantes del sistema defensivo del distrito de Larida. Su cercanía a la capital lo convirtió en posición fortificada de gran importancia en cuanto a la defensa de Larida.
En época de taifas formó parte de la línea defensiva fronteriza norte de Larida, para defenderla de las incursiones cristianas. En esta extensa línea defensiva musulmana figuraban fortalezas como los de Almenar, Albesa, Algerrí, Castelló de Farfanya, el poderoso de Alguaire y Balagi (Balaguer) entre otros.
A partir de principios del XII, con la caída de la cercana Balaguer en 1105, se empezó a romper el cerco de las defensas norte de la ciudad de Larida. Entre 1118 y 1122 caería Albesa. Asimismo, dos de los hisn que defendían la frontera con territorios cristianos del distrito leridano por el norte, Algerrí y Castelló de Farfanya, caerían entre 1115 y 1130 en poder de los cristianos catalanes.
El castillo musulmán de Corbins sería conquistado en 1117 por el conde de Barcelona Ramón Berenguer III, en una de sus incursiones por las tierras musulmanas de Larida. Al enterarse Larida de tal suceso, y siendo conscientes de la importancia de la fortaleza para la seguridad y defensa de la ciudad, prepararían un ataque formado por un importante ejército para recuperar el castillo. Tras una sangrienta y encarnizada batalla en el castillo de Corbins, en la que las tropas cristianas fueron masacradas, el castillo volvería a manos musulmanas (1125-1126).
Poco antes de la reconquista de Lérida, entre 1147 y 1149, la fortaleza caería definitivamente en manos cristianas, ante las tropas del conde de Barcelona Ramón Berenguer IV. El vecino y poderoso castillo de Alguaire, otro de los puntos clave en la defensa de Larida, caería en esas mismas fechas en manos del conde de Urgel Ermengol VI.
Finamente, la coalición entre los condes de Barcelona, Ramón Berenguer IV, y de Urgell, Ermengol VI, lograría reconquistar a los musulmanes la tan codiciada ciudad de Larida en 1149.
Después de la conquista cristiana, la fortaleza y la villa pasarían a manos del Temple. Ya en 1143, el conde de Barcelona dispuso que la fortaleza sería para los Templarios, cuando ésta fuera conquistada, probablemente como agradecimiento de sus servicios prestados en la campaña de la reconquista de Lérida por parte de los condados catalanes. Se establecería en 1167 una encomienda, y en poco tiempo se convertiría en centro de poder, hasta la fecha de la abolición de la Orden del Temple, a principios del XIV, pasando entonces a manos de la Orden de los Hospitalarios, hasta el principios del XVI.
A partir del XVII el castillo sufriría grandes transformaciones y sería muy modificado. Actualmente poco o nada queda de etapa islámica de la fortaleza.

Descripción
Lo que se conserva del viejo castillo (muy transformado) es el edificio conocido como prisión de Pere, que es utilizado hoy como almacén. Al otro lado del edificio, en el lado opuesto de la fachada, en sus exteriores y junto a un barranco, se observa un lienzo de muro de considerable grosor.

Estado de conservación
Se encuentra en ruinas.

Propiedad y uso
Es de propiedad privada.

Protección
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

(Castillos_Net)

No hay comentarios: