Selección por provincias

sábado, 29 de noviembre de 2014

Iglesia fortificada - Meneses de Campos

Repoblada entre los siglos X y XI por varias familias procedentes del Valle de Mena, al norte de Burgos. Durante los siglos XI y XII es cabeza del señorío de los Téllez de Meneses, uno de los linajes de hombres ricos de Campos más poderoso durante su tiempo. De esta familia procede María de Molina, esposa de Sancho IV y regente durante las minorías de edad de su hijo Fernando IV y su nieto Alfonso XI. También desciende de esta villa el famoso obispo Tello Téllez de Meneses, al igual que Isabel de Meneses, esposa de Juan Alfonso de Alburquerque, uno de los hombres más influyentes en los comienzos del reinado de Pedro I.

Con la llegada al trono de Enrique II de Trastámara y la muerte sin herederos del matrimonio, se disgregan sus posesiones, quedando Meneses y Ampudia en el señorío de Alburquerque que es ostentado por el hermano del rey, el infante Sancho. Pasa posteriormente a su heredera Leonor de Alburquerque, que permuta varias villas, entre ellas Meneses y Montealegre, con el rey Juan I, quien las dona al conde Enrique Manuel a finales del siglo XIV. Desde 1569 es posesión de Martín de Guzmán, marqués de Montealegre y señor de Meneses, que adquiere ambas villas por 94.00 ducados.

Durante la guerra de las Comunidades, acogió a fuerzas leales a la Santa Junta. No obstante, días antes de la batalla de Villalar, el paso de las tropas imperiales por sus tierras convenció a la población de que la suerte estaba echada, suministrando víveres al ejército al mando del Condestable en un intento de librarse de las sanciones impuestas como contribución de guerra.

En la localidad destaca la iglesia de Nuestra Señora de Tovar, construcción del siglo XVI con una gran torre de sillería, rodeada, a la altura del campanario, por un balcón amatacanado desde el que se comunica visualmente con los cercanos castillos de Belmonte de Campos, Castil de Vela y Montealegre.

Debajo de la torre se conserva una portada románica, con arco de medio punto, del siglo XII. Una segunda puerta de estilo gótico con arco conopial del siglo XV, situada en un lateral permite el acceso al interior del templo.

Adosado a la iglesia se encontraba el "Palacio", casa solariega de los señores de Meneses, en la que en 1680 se realizan reparaciones. El conjunto formaba una fortaleza denominada "La Mota".

(Castillos de Palencia)

Fortaleza de Peñacastillo - Monasterio de Rodilla

El castillo de Monasterio de Rodilla se encuentra ubicado sobre una impresionante peña rocosa desde la que se contempla una espléndida panorámica de la comarca de La Bureba. 
La fortaleza aparece nombrada por primera vez en un documento del año 1011, aunque seguramente fue erigida más de un siglo antes. Con la muerte de Sancho III el Mayor toda la Bureba pasó a ser territorio de Navarra hasta la batalla de Atapuerca en 1054, tras la cual los navarros abandonaron la fortaleza y la comarca retornó a Castilla. 
En el siglo XIV el castillo formaba parte de las propiedades de los Velasco, pero tal vez por su ya escasa importancia estratégica a partir de este siglo sufrió continuos cambios de dueños.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Torre de la Capellanía - Villanueva de Henares

A poca distancia de "La Casona" se encuentra el edificio denominado "La Capellanía". Se trata de una torre fuerte de planta cuadrada de unos 9,35 por 9,03 metros, con muros de 65 centímetros de espesor, que con el tiempo ha sufrido varias modificaciones, habiendo sido restaurada hace pocos años.
A la entrada, situada en el segundo piso de la cara Oeste, se accede a través de una escalera externa bajo la que se construyó un horno. Junto a este, otra puerta permite el acceso a la planta baja.
En la segunda planta de la fachada Sur se abren don ventanas. Sobre el dintel de la situada a la izquierda aparece un escudo y la siguiente inscripción: "Esta obra hizo Fernando Alfonso F. SS. vicario de su señoría. Acabose año de 1612".
Hay otras dos ventanas en la cara Norte, con escudo la emplazada a la derecha, mientras que la fachada Este presenta diversas troneras. Se cubre todo el conjunto un tejado a cuatro aguas.

La Casona - Villanueva de Henares

Localidad perteneciente al municipio de Aguilar de Campoo emplazada en un altozano, a 997 metros de altura, desde donde se divisan amplias extensiones de la comarca de la Braña y controla el puerto que permite el acceso a Cantabria. Su palacio, torre y casas hidalgas nos remiten a un pasado más brillante.
Torre de La Casona
Cuenta en la parte más alta de la población con un soberbio palacio barroco denominado "La Casona". Consiste en un edificio de 964 metros cuadrados construido con piedra de sillería de planta en forma de "U", de dos pisos reforzado con dos grandes torres algo más altas situadas en las esquinas opuestas que se cubren con tejado a cuatro aguas. Al exterior apenas presenta huecos, salvo varias aspilleras y llamativas troneras. Destaca en el interior del inmueble un hermoso patio porticado al que se asoman numerosas ventanas. Cierra la parte abierta con altas tapias.
La torre más cercana a la localidad presenta, en la planta baja de la fachada Sur, una pequeña y sencilla puerta, por encima, en el centro del primer piso, se abre una gran ventana sobre la que figura un magnífico escudo. En el lateral Este tiene igualmente una ventana más pequeña que también cuenta arriba con un escudo. El edificio se encuentra en proceso de restauración.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Ribat islámico de Guardamar del Segura

Guardamar se encuentra entre la carretera y el mar, 37 km al sur de Alicante. La desviación a las dunas está cerca de 1 km más adelante al sur.
Mientras muchos de estos rabitun se encontraban en los distritos fronterizos, otros se construyeron en lugares costeros, como defensa contra las incursiones marítimas, que desde el 840 podrían incluir las de los vikingos. Sin embargo, no hay restos conocidos de estas estructuras en las localidades que llevan tales nombres.
Una serie de estos edificios sobreviven intactos en el norte de África, sobre todo en Sousse y Monastir, en Túnez. Sin embargo, las excavaciones que comenzaron en 1984 han descubierto el primer ejemplo claro de un ribat en España, en un pinar entre las dunas, en Guardamar del Segura (provincia de Alicante).
Sorprendentemente, su planta es bastante diferente a la de sus equivalentes del norte de África, que toman la forma de plazas amuralladas o fortalezas rectangulares construidas alrededor de un patio central. La que ha aparecido en Guardamar consiste en una serie de cámaras individuales aisladas en tres líneas paralelas, divididas por calles estrechas o pasajes. Los edificios fueron construidos con tierra apisonada sobre hiladas bajas de sillería. Cada celda individual tiene su propio mihrab, y las líneas de edificios están orientados hacia el suroeste, mirando a La Meca. Alrededor hay una muralla defensiva. En la línea central de edificios, en el lado oriental, hay una mezquita de dos naves. Los elementos de su construcción han permitido datarla en el siglo IX. Sin embargo, una inscripción encontrada en el yacimiento registra la finalización de una mezquita en el 944; ésta puede referirse a una restauración posterior o a una ampliación del edificio, posiblemente la segunda nave. Las excavaciones han recuperado cerámicas, inscripciones y restos de muro enyesado.
El interés de este descubrimiento traspasa las fronteras de la España islámica, ya que junto al ribat de Susa en Túnez, fundado por los Aglabíes en el año 821, y muy restaurado posteriormente, son las rábidas conservadas más antiguas del Occidente Islámico.

 

martes, 25 de noviembre de 2014

Castillo de Galinduste

Localización
El castillo de Galinduste se encuentra en la localidad del mismo nombre, provincia de Salamanca.

Historia
Data del siglo XIII.

Descripción
Lo que queda del castillo se conoce actualmente como la torre del Reloj, junto a la cual hay un acceso que conduce a dos estancias separadas por muros de casi dos metros de espesor que se comunicaban mediante un arco apuntado. Una de ellas está junto al reloj. De allí se pasa a una segunda sala que debía dividirse a su vez en dos habitaciones, lo que se deduce del empedrado del suelo. De la pared arranca un muro desgastado que podría tratarse del muro frontero que dividía la planta en dos estancias rectangulares. No se sabe nada de las cubiertas (probablemente eran bóvedas de medio cañón). La cimentación de los grandes bloques hace pensar que fue gente experta quienes construyeron la fortaleza.

Estado de conservación
Se encuentra en ruinas.

Propiedad
Es propiedad del Ayuntamiento de Galinduste.

Visitas
El acceso al exterior es libre. Más información en el Ayuntamiento de Galinduste, teléfono (923) 39 15 56.

(Monumental Net)

lunes, 24 de noviembre de 2014

Castillo de Manzaneros - Alamedilla del Berrocal

Situación
El castillo de Manzaneros se levanta en la dehesa de Manzaneros, integrado en un caserío de la localidad de Alamedilla del Berrocal, en el término municipal de Ávila, provincia de Ávila.

Historia
Fue construido en el siglo XVI.

Descripción
Solo quedan unas ruinas y la torre.

Estado de conservación
Se encuentra en estado de ruina progresiva.

Propiedad y uso
Es de propiedad privada.

Protección
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Visitas
El acceso es libre.

sábado, 22 de noviembre de 2014

Fuerte fusilero de Castejón

Hay estaciones donde el tiempo parece haberse detenido. Circulen pocos o muchos trenes, merece la pena pasar un tiempo examinándolas minuciosamente, más si cabe cuando la visita se ha demorado tanto en el tiempo que apenas si se recuerdan los detalles. Castejón es uno de esos puntos donde merece la pena volver. Han desaparecido los vagones y coches allí almacenados; los viejos edificios y los tinglados ferroviarios que quedan en pie no son ni la mínima parte de lo que llegó a tener. Y el transporte ferroviario también conoció mejores tiempos.
Históricamente ha sido uno de los nudos ferroviarios más importantes de la zona Norte. Aquí enlazaban la línea proveniente de Bilbao (inaugurada en 1863), con la de Pamplona-Zaragoza, en servicio desde 1861, y que en 1865 quedó prolongada hasta Alsasua, donde empalmaba con la de Madrid-Irún. Más tarde, en 1941, se abrió al tráfico ferroviario la nueva línea Castejón-Soria, hoy abandonada, que acortó sensiblemente la distancia entre Pamplona y Madrid. Aún conserva una amplia playa de vías y trenes de media y larga distancia que Renfe hace parar en su estación. Pero no es lo que fue; ni mucho menos.
Sin embargo, aún sigue sorprendiendo al viajero una antigua estructura de ladrillo rojizo que se alza imponente junto a la entrada de la estación, en la dirección de Pamplona a Zaragoza. Es uno de los escasos edificios de la Guerra Carlista que aún se mantiene en pie: un fuerte artillero. La construcción, de planta hexagonal, constaba de dos plantas con galerías aspilleradas para disparos de fusilería. Tenía un remate de almenillas triangulares, hoy desaparecido, y se cubría con un tejado de estructura rebajada, a seis aguas. Al piso de arriba se subía por una escalera de caracol en torno a una columna metálica central.
El fuerte fusilero es uno de esos vestigios que hacen único este enclave ferroviario navarro. Es además uno de los últimos supervivientes militares de este tipo en las vías españolas e incluso en las europeas. El interior se halla casi enteramente desmantelado, pero las paredes exteriores se encuentran en un aceptable estado de conservación. Con su construcción se pretendía defender uno de los puntos claves para la comunicación del Norte.
Las vía férreas constituían uno de los principales objetivos militares. Mucho más aún durante la Segunda Guerra Carlista (1872). Las fuerzas de Don Carlos tenían especial fijación sobre el tendido férreo y sus planes militares invitaban constantemente a su destrucción. Cortes, voladuras de puentes y viaductos, incendios de estaciones e incluso asaltos a los trenes, se pusieron a la orden del día. Para prevenir en lo posible un ataque al depósito de locomotoras de Castejón, se encargó al Cuerpo de Ingenieros un proyecto de fortificación de aquellas instalaciones. El fuerte debía blindar el nudo ferroviario, protegerlo y seguir intacto ante el posible devastador ataque enemigo. Y a fe que ahí sigue.
Antonio Ortiz y Puerta, de la Comandancia de Ingenieros del I Cuerpo del Ejército del Norte, firma el proyecto de construcción. Los planos de las obras para la defensa de la Estación de Castejón, en la línea Zaragoza-Pamplona se pueden contemplar en los Archivos Militares de Madrid. Llevan la fecha impresa que atestiguan que el 20 de enero de 1875 se activó la defensa de este importante enclave. Según el plano, la estación, con una estructura muy distinta de la actual, fue rodeada de un recinto defensivo con varias casamatas y caponeras, uno de cuyos elementos más caracterizados era el fuerte fusilero que preside aún hoy la entrada en Castejón. Se proyectó otro similar en el extremo opuesto, mirando a la parte de Zaragoza. Fue desmontado en 1935 y sus ladrillos rojizos se reutilizaron para construir el mercado de abastos. Tras perder su función, el edificio se remodeló y amplió en 2005 para albergar el Museo de Castejón.
El consistorio navarro tiene planes para la conservación del edificio, aunque hasta el momento no se ha podido detallar nada concreto. Y con la crisis parece que su futuro no queda nada claro, salvo que se preserve dándole el reconocimiento que se merece como uno de los monumentos ferroviarios más representativos de España.

(Imagen Ignacio Zabala)

Castillo de los Moros - El Mirón

El castillo de los Moros se encuentra sobre un cerro de peñascos a las afueras de la localidad de El Mirón, en la provincia de Ávila. Esta villa formó parte del Señorío de Valdecorneja.

Historia
Fue constituido por Alfonso X. No se conocen datos sobre su construcción.

Estado de conservación
Se encuentra en ruinas consolidadas.

Propiedad
Es propiedad del Ayuntamiento de El Mirón. En él se sitúa un punto geodésico.

Visitas
El acceso es libre.

(MonumentalNet)

Castillo de Chuecos - Aguilas

Chuecos está situado en el término municipal de Águilas, en el lugar conocido como Barranco de Los Asensios.
El castillo se levanta en las estribaciones de la sierra de Almenara, sobre una rambla y un manantial de agua. A cinco kilómetros del castillo de Tébar, esta fortificación custodia las vías de comunicación que conectan (y conectaron) la ciudad de Lorca y el puerto de Aguilas.
Para llegar al castillo se puede partir desde la ciudad del Guadalentín en dirección a Águilas. Poco antes del entronque con la carretera que viene de Mazarrón existe un desvío en el sentido de la rambla de Chuecos. Tras pasar el castillo de Tébar, la fortaleza se levanta a poco más de tres kilómetros de la carretera principal.
De origen islámico, quizá nos encontremos ante un "hisn" o castillo rural que daba protección y cobertura administrativa a la población, la cual, dedicada a labores agropecuarias gracias a la existencia de recursos hídricos, se asentaba en los alrededores.
Tras la incorporación del reino de Murcia a la Corona de Castilla a mediados del siglo XIII, la despoblación generalizada del territorio convirtió a la fortaleza en una atalaya defensiva de la red bélica cuyo centro estaba en el castillo de Lorca.
El castillo de Chuecos se encuentra catalogado como Bien de Interés Cultural por la Disposición Adicional Segunda de la Ley 16/1985, de 25 de junio del Patrimonio Histórico Español.

(Murcia  Digital)

viernes, 21 de noviembre de 2014

Castillo de Saldaña

El territorio de Saldaña ha estado poblado desde épocas prehistóricas. La villa estuvo emplazada inicialmente en los altos de la loma de La Morterona, a un kilómetro de su situación actual y consta su existencia durante la dominación romana.
En el siglo VI se refugian en ella los nobles Cántabros sublevados contra los visigodos. Conquistada la villa por el rey Leovigildo, acuña monedas con su efigie y la leyenda "Leovigildus Rex Saldania Justus" para recordar este hecho.
La ocupación del castillo por los musulmanes y posterior conquista por Alfonso I tras un duro asedio, hacen que el lugar quede dentro de una amplia zona despoblada al trasladarse sus habitantes a tierras cántabras.
Con la repoblación posterior de la comarca y el asentamiento de la villa en su actual emplazamiento, el rey Ramiro II establece el condado de Saldaña, siendo su primer conde Sancho Díaz, quién al igual que su aliado el conde castellano Fernán González, siempre se mostró rebelde con los reyes leoneses, lo que motivó que fueran encarcelados en 944.
Con la unión del condado de Saldaña al de Carrión, pasan a pertenecer a los Beni Gómez, quienes establecen la capital en Saldaña. En 995, durante una de sus campañas militares, Almanzor destruye la fortaleza y su iglesia de Santa María del Castillo.
Posteriormente, en la primera mitad del siglo XI, fue reconstruido y ampliado, como confirma la prueba de carbono 14 realizada sobre los restos de una viga. Mantiene su importancia estratégica y es centro de intrigas y disputas sucesorias. En 1126 fallece en la localidad, puede que en el castillo, la reina doña Urraca de Castilla, en circunstancias no muy claras para los historiadores.
Dos años mas tarde, en noviembre de 1128, fue escenario de la boda del rey Alfonso VII con doña Berenguela de Barcelona, celebrándose como parte de los festejos una corrida de toros, la primera que se conoce en la historia taurina de España.
La merindad de Saldaña llegó ha estar formada por 193 pueblos y lugares hasta su disgregación debido al proceso de señorialización de la misma. Durante los años 1136 a 1154, ocupa el cargo de merino del rey Diego Muñoz. Por el tratado de Medina de Rioseco firmado en 1181 entre los reinos de Castilla y León, el castillo figura entre los puestos en manos del maestre de Santiago como garantes de la paz.
Juan Alfonso de Alburquerque figura a mediados del siglo XIV como señor de Saldaña, recibía anualmente 8 dineros de cada vasallo por el solar que habitaba. También cobraba seiscientos maravedís por yantar y cuatrocientos cuarenta por martiniega.
Tras enfrentarse a Pedro I, su patrimonio pasa a la Corona y más tarde a varios señores hasta que en 1452 pasa a Iñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana, después de permutar con el Obispo de Ávila la villa de Coca por Saldaña.
En el tercer cuarto del siglo XV pertenece a Diego Hurtado de Mendoza, I Duque del Infantado desde 1475, periodo en el que los alcaides del castillo nombrados por él dieron constantes motivos de queja al concejo debido a los abusos que cometían al encontrarse lejos de su señor. En 1479 los Reyes Católicos conceden el título de Conde de Saldaña a Iñigo López de Mendoza, II Duque del Infantado, para que fuera usado por los primogénitos de dicha casa. También dan varias disposiciones para potenciar ferias y mercados, institucionalizando Diego Hurtado de Mendoza el mercado de los martes en 1502.
La población en 1751 ascendía a 172 vecinos seglares, contando dos viudas y solteras de casa abierta por un vecino. Formaban el caserío 185 casas habitables, tres inhabitables, además de la casa del Ayuntamiento y la usada como cárcel.
Al igual que otras localidades, Saldaña figura como lugar de nacimiento del mítico Bernardo del Carpio. Así, el padre Mariana en su Historia General de España (siglo XV) señala que nace en este castillo, fruto de los amores ilícitos entre el conde Sancho Díaz y Doña Jimena, hermana del rey leones Alfonso II el Casto, quién al enterarse del hecho encierra al conde en el castillo de Luna (León) hasta su muerte y enclaustra a su hermana en un convento del que no volvió a salir.

(Castillos de Palencia)

Castillo de Peñarramiro

Situación
El castillo de Peñarramiro se encuentra en el municipio de Truchas, provincia de León.
Un Cristo gigantesco, sin ninguna relación con el estilo o la historia del castillo, corona el conjunto.

Protección
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Visitas
El acceso es libre.

(CastillosNet)

lunes, 17 de noviembre de 2014

Ciudad de Vascos - Navalmoralejo

En un confín remoto de la provincia de Toledo, encontramos las ruinas de la ciudad y alcazaba islámica de Vascos, en el municipio de Navalmoralejo que fue fundada por la tribu bereber de Nafta. Estas gentes acompañaron a los árabes de Tarik en el siglo VIII cuando penetraron en la Península y procedían del norte de Marruecos; durante su dominio musulmán, Vascos siempre fue conocida como Nafza, y se convirtió en una ciudad de gran interés estratégico, al controlar uno de los principales vados del río Tajo, y a partir del siglo XI las comunicaciones entre Badajoz y Toledo, reinos de Taifas independientes y a veces enfrenados. Su nombre parece ser una degeneración del árabe Basak, nombre que recibía el distrito occidental del reino de Talavera donde se encuentra la ciudad. Lo más sorprendente de Vascos es sin duda su castillo-alcazaba y su recinto amurallado, que aprovecha parte de un risco cortado a pico sobre el Tajo para garantizar su inexpugnabilidad
Tras atravesar con el coche kilómetros de soledades en la comarca de la Jara toledana, la visión del conjunto es similar a la de los viajeros occidentales que encontraron Lhasa, en el Tibet. En los últimos 25 años se han repetido las campañas de excavaciones arqueológicas, lo cual no oculta la necesidad de continuarlas ante la impresión general de los expertos, pues es muy posible que el yacimiento pueda depararnos innumerables sorpresas. Entre otras cuestiones pendientes, seguimos sin conocer cómo y en qué momento esta ciudad que llegó a albergar 3000 almas, fue abandonada y sepultada en el olvido. Las fuentes documentales de Al-Andalus apenas ofrecen referencia sobre este enclave y sobre su desconocido final. Al encontrarse monedas del tiempo de Alfonso VI, se ha supuesto que los cristianos conquistaron la plaza y decidieron no repoblarla; sin embargo, teniendo en cuenta el grado de desarrollo que había adquirido la medina y la reutilización de materiales de un asentamiento visigodo, no dejar de resultar paradójico que no se hubiese intentado una continuidad en su poblamiento. Todo esto ha dado lugar a cientos de hipótesis basadas en la imaginación y fantasía de las gentes.
Hoy su acceso es difícil y solitario, a través de una pista irregular de tierra prensada, pero hubo un tiempo en que Vascos contaba con baños de gustos árabes, alfareros, herreros, curtidores, zocos, mezquitas, tiendas… En la Alcazaba el gobernador recibía a los embajadores de los reinos vecinos, y controlaba la vecina frontera en esas montañas de Gredos, que ya eran dominio de los infieles. En sus aledaños se han conservado los restos de una pequeña mezquita, probablemente centro de una madrasa o escuela coránica, pues sus pequeñas dimensiones hacen suponer la existencia de otra mucho más grande. Las plantas de numerosas viviendas han sido recuperadas, y han arrojado interesantes datos sobre las formas de vida de Vascos, eminentemente rurales con especial dedicación por la ganadería y la artesanía.

Al exterior de la medina, fuera del recinto amurallado, se han sacado la luz algunos lienzos de una fundición de metales posiblemente destinada a la fabricación de armas, que constituiría una de sus principales fuentes de riqueza. También en el exterior se han identificado dos cementerios, con gran cantidad de túmulos orientados hacia La Meca, que han permitido hacer estimaciones sobre la población que Vascos llegó a albergar. A pesar de los trabajos de restauración, enseguida se adueña de nosotros un sentimiento de profundo descubrimiento, más quizás por lo que aún no se puede ver, y que nos anima a caminar por el entorno. El paisaje que rodea el conjunto es una gran belleza, un bosque mediterráneo de encinas y madroños en el que es frecuente cruzarse con venados y águilas reales; al llegar al Tajo se encrespa en riscos, roquedales airosos y una vegetación de rebollares que en primavera estalla en una amplia paleta de verdes.

(Alfredo Orte Sánchez)

domingo, 16 de noviembre de 2014

Castillo de Valfermoso de Tajuña

Además de ser un perfecto ejemplo de las fortalezas erigidas en el siglo XV, pensadas para sostener el fuego de artillería, conserva un interesante aljibe del siglo XVI, y es un castillo de meseta que completaba la muralla que rodeó la población.

Historia y descripción - Conserva una pared de su gran torre del homenaje, con cuatro pisos, y bóveda de cañón con arcos fajones en la última planta. Su estructura interior, a la vista, permite contemplarlos. Un torreón cilíndrico, vestigios de otros dos, y el aljibe mandado construir por el conde de Tendilla en el siglo XVI. Está formado por una habitación de diez metros de largo, erigido con sillería, y dos bóvedas apuntadas separadas por una arquería de columnas con fuste liso.
Pedro Laso, primer hijo del Marqués de Santillana, fue su constructor. Su muerte hizo pasar el lugar a Diego Hurtado de Mendoza, futuro Duque del Infantado. La fortaleza no llegó a tener uso militar, y fue destinada a depósito de armas, usadas en la conquista de Granada por los Mendoza.
 
Acceso -  Acceso libre

sábado, 15 de noviembre de 2014

La Casa Grande - Palencia



A seis kilómetros del casco urbano se encuentra en el Monte el Viejo, lugar que en 1191 el rey Alfonso VIII vende a la ciudad y al cabildo de la Catedral de Palencia por un precio de dos millares y un centenar de áureos. Esta propiedad compartida va a enfrentar los siglos posteriores a sus propietarios por los derechos y beneficios por la explotación de los pastos y leña que producía el monte.
Con la ley de desamortización general de 1855 y ante el temor que todo el monte fuese considerado bien eclesiástico sujeto a desamortización, el cabildo renuncia temporalmente a su administración. Al no incluirse en 1897 en el catálogo de Bienes Nacionales Vendibles, el Ayuntamiento aprovecha para inscribirlo a su nombre en el Registro de la Propiedad.
Mientras, en 1856 se había vendido el Valle de San Juan y en el último tercio del siglo el llamado Nuevo Plantío, quedando su superficie actual en 1.435 has. de las 2.514 que lo formaban inicialmente.
Debido a los daños, robos de leña y maltrato a los guardas por parte de gentes de las vecinas localidades de Villamuriel, Dueñas y Santa Cecilia, en 1503 se acuerda hacer en el monte una casa fuerte de cal y canto que sirviera de refugio a los guardas. Esta construcción es la que ha llegado a nuestros días con el nombre de Casa Grande.
Según R. Navarro, se asienta sobre un castro romano en la vía militar de Tarragona a Astorga. Está formada por una torre central a la que se adosaron posteriormente dos cuerpos y una cerca para guardar ganado. Todo el conjunto está muy reformado y así se aprecia un recrecimiento de la torre a partir del tercer piso y el posterior cierre de un gran hueco central existente en la parte superior de cada una de sus caras. La puerta, con arco de medio punto formado por dovelas, contó para su defensa con un balcón amatacanado del que se conservan las tres ménsulas que lo sostenían.
Actualmente el Monte el Viejo es uno de los lugares preferidos por los palentinos para disfrutar su tiempo libre y la Casa Grande se ha convertido en bar y restaurante.

Ls Casas del Tratado - Tordesillas

Tordesillas es un municipio y localidad de la provincia de Valladolid, situado 28 km al suroeste de la capital provincial
Construcción declarada Bien de Interés Cultural el 13 de junio de 1996. Son dos palacios unidos, donde la tradición sitúa las negociaciones entre Castilla y Portugal que concluyeron con la firma del Tratado de Tordesillas el 7 de junio de 1494.
El piso bajo está construido con grandes sillares y los dos pisos superiores con ladrillo. Presentan dos momentos de construcción distintos en el tiempo. La casa más antigua es de finales del XV y en ella tuvieron lugar las negociaciones del Tratado de Tordesillas. Sobre su puerta se encuentra el escudo real de los Reyes Católicos, y los escudos heráldicos de los propietarios, Alfonso González de Tordesillas y Leonor de Ulloa.
La otra casa es de la segunda mitad del siglo XVII y su gran volumen y nobleza de elementos demuestran que perteneció a una familia ilustre. Fueron restauradas con ocasión de la conmemoración del V Centenario del Tratado de Tordesillas.
En la actualidad el edificio se utiliza con fines culturales y turísticos.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Torre de los Condestables - Berberana

Información
Torre construida en el siglo XV y en buen estado de conservación. La torre tiene tres alturas, conserva sus almenas y ostenta el escudo de la familia Velasco.


Localización
La torre de Valpuesta se encuentra en la localidad del mismo nombre, en el término municipal de Berberana, provincia de Burgos.


Historia
Data del siglo XV.


Estado de conservación
Se encuentra en buen estado de conservación. Ha sido restaurada.


Propiedad
Es de propiedad particular.


Visitas
El acceso es libre, con permiso del propietario.

Casa del Conde Patilla - Mojados

Situada en la plaza de Santa María, es edificada a finales del siglo XV.En 1582 la posee Pedro Ruiz de la Torre y Butrón, vecino de Burgos, y Petronila Ponce de León Rivera, su mujer, descendiente de Juan Ponce de León, colonizador de Puerto Rico y descubridor de Florida, por herencia que a ella le dejaron el comendador León y Beatriz Sarmiento, sus abuelos, a través de su madre, Isabel Sarmiento de León. 
Pedro Ruiz otorga en 1603 la mitad de esta casa con sus corrales a Cristóbal Ponce de León, vecino de Burgos, amo de leche de Felipe II y caballero de la orden de Santiago.
En 1629 Pedro de Luna heredó la casa solariega de Isabel de Luna, su tía, viuda de Cristóbal Ponce de León. Pedro era clérigo e hijo de Alvaro de Luna y María Curiel, señores de Cornago, vendiendo por 500 ducados la casa, que contaba con palomar, conejera, huerta, corrales, lagar, bodega y cubamento, a Francisco Morales y Herrera, vecino de Mojados.

Ayuntamiento de Mojados

jueves, 13 de noviembre de 2014

Torre de Villallano - Pomar de Valdivia

Información
Torre fuerte de mampostería con refuerzos de sillería en esquinas y ventanas, bastante modificada por el paso del tiempo. Fue construida en el siglo XVI ó XVII sobre otra de época anterior. Es de planta cuadrada, y aunque actualmente presenta una altura de dos pisos y está rematada por un tejado a cuatro aguas con adornos de pirámides en las esquinas, originalmente tuvo más altura sin que podamos saber el tipo de coronamiento que tenía.

Localización
La torre de Villallano se encuentra en la entrada del pueblo del mismo nombre, al lado derecho, en el término municipal de Pomar de Valdivia, provincia de Palencia, entre Aguilar de Campoo y la villa de Gama, a 103 kilómetros de la capital y a 3 kilómetros de Aguilar de Campoo. A escasa distancia discurre el río Lucio poco antes de desaguar en el Pisuerga.

Historia
La torre de Villallano fue construida en el siglo XVI o XVII sobre otra de época anterior. Se sabe que perteneció a la merindad de Aguilar, y que a mediados del siglo XVIII, según los datos recogidos en el Catastro de Ensenada, se pagaban a la marquesa de Aguilar y Villanueva 30 reales en concepto de martiniega, pedidos y yantar. Igualmente en concepto de establecimiento del suelo de 12 casas pagan 18,5 fanegas y 4 celemines, mitad de trigo y mitad de cebada, así como 5 maravedís.

Descripción
La de Villallano es una torre fuerte bastante modificada por el paso del tiempo. Su planta cuadrada mide 6,75 metros de lado. Aunque actualmente presenta una altura correspondiente a dos pisos, rematados con un tejado a cuatro aguas con adornos de pirámides en las esquinas, originalmente tuvo más altura sin que podamos saber el tipo de coronamiento que tenía.
El acceso al interior se realiza a través de una puerta, situada en la fachada sudeste, que tiene un arco de medio punto formado con grandes dovelas. Encima hay una ventana con barrotes sobre la que figura un escudo con temas religiosos y una inscripción. Una pequeña ventana situada aún más alto permite iluminar el interior.
La entrada original, también con arco de medio punto, se situaba en la fachada noroeste a la altura del primer piso. Aún es visible su silueta a pesar de encontrarse tapiada, situación que también se da en una tronera de buzón. En el frente nordeste, en el primer piso, tiene una ventana igualmente tapiada.

Materiales empleados
Está construida con mampostería con refuerzos de sillería en las esquinas y en las ventanas.

Propiedad
La torre es de propiedad particular.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Casa Fuerte de Villandrando - Cordovilla la Real

La dehesa de Villandrando se encuentra situada cerca de la localidad de Cordovilla la Real, a cuyo municipio pertenece. Con el nombre de "Villagundrando" aparece mencionada en 1074 en los fueros de Palenzuela como perteneciente a su alfoz y jurisdicción.
Johán Garcia de Padilla adquiere en 1327 la casa fuerte de Cordovilla por un importe de 850 maravedis. En 1377 parte de esta casa es empeñada a Gonzalo Ruiz de Cordovilla por 100 maravedis hasta su devolución.
En el Becerro de las Merindades figura como lugar solariego de Juan García de Villandrando, Juan Rodríguez de Santovar y Garci Gutiérrez de Villandrando.
Es probable que en 1451, tras la sublevación del Almirante de Castilla Don Alonso Enríquez contra Don Alvaro de Luna, favorito del Rey Juan II, la casa fuerte fuera ocupada por las fuerzas rebeldes al igual que las fortalezas de Palenzuela y Hornillos de Cerrato.
En 1753 el lugar estaba despoblado, únicamente habitado por el guarda montero Manuel Hernando. Pertenecía al Convento de las Claras de Calabazanos.
Un siglo más tarde pertenece a Don Lorenzo Moratinos Sanz, primer vizconde de Villandrando y célebre político palentino que restaura la casa fuerte en la que coloca sobre la puerta una placa con la siguiente leyenda: "Castillo de Villandrando, reedificado en 1842 por el señor don Lorenzo Moratinos Sanz, Caballero profeso de Calatrava, primer Vizconde de Villandrando".
Según Pascual Madoz la casa fuerte tenía mucha solided y era de antigüedad notable, no habiéndose variado su antigua forma en la restauración efectuada. Se trataba de un edificio de dos plantas, construido con sillería, con puerta de acceso con arco ojival, sobre la que figura la placa antes mencionada con las armas del vizconde.

domingo, 9 de noviembre de 2014

Castillo de Gardón - Castillejo de dos Casas

El Castillo de Gardón hállase en medio de una dehesa (la del Gardón), a noroeste de Ciudad Rodrigo, sobre una loma que atalaya de cerca la frontera de Portugal, no lejos del malaventurado fuerte de la Concepción, donde tantos caudales se tiraron. Esta dehesa pertenece al pueblo de Castillejo de dos Casas
Probablemente éste de Gardón fue hecho bajo Femando II, pues consiste en una cerca ovalada de cal y canto, igual que la de Ciudad Rodrigo, aunque pequeña, y sin conservar señales de puertas, ni otros pormenores notables.
A su extremo de Oriente, adhiriósele en el siglo XVI otro castillo-palacio, de sillería, con cubos a los ángulos, que yace despedazado todo.
Desde allí se domina también el campo de Argañán y es hermosa vista .
Sobre este castillo aparece la siguiente información:
Este castillo se encuentra en medio de una dehesa al noroeste de Ciudad Rodrigo, en la finca de El Gardón, guardado si cabe con gran celo por sus actuales propietarios, sobre una loma desde la que se aprecia de cerca la frontera de Portugal, no lejos del Fuerte de la Concepción. Probablemente este castillo de Gardón fue hecho en el siglo XII bajo el reinado de Fernando II, pues consiste en una cerca ovalada de cal y canto, parecida a la de Ciudad Rodrigo, aunque pequeña y sin que se vean señales de puertas ni otros pormenores notables. Los muros que quedan de pie de la estructura del castillo han pasado a formar parte de la alquería, siendo utilizados como dependencias de la misma. En el extremo del este, se le adosó en el siglo XVI otro castillo-palacio, de sillería, con cubos en los ángulos, que está todo derruido.
De su historia tampoco se sabe mucho, aunque tuvo que ser relevante en función de los enterramientos que en sus alrededores se han realizado, utilizando la abundante piedra berroqueña que existe en estos lugares. Se sabe que en el siglo XVI el castillo pertenecía al cabildo de la catedral de Ciudad Rodrigo y que el canónigo Juan de Silva Guzmán era su Alcaide en 1582. El castillo y su población sufrieron las consecuencias de la guerra con Portugal en el siglo XVII, provocando su despoblamiento y posterior ruina. La última acción (posiblemente) que tuvo lugar en el Gardón y quizás el origen de su destrucción, se ve reflejada en el texto de un escritor portugués (Vilhena.... ALMEIDA, tomo 1º) que dice así: con este cuerpo de ejército entró en Castela el día 17 de Setiembre. Ordenado de esta forma el ejército, mandó el general que marchase por diversas partes, poco distantes unas de otras y que se juntasen en el Valle de Lamula en la misma mañana en que partieran de Almeida. Cuando el general salió de esta plaza, ordenó que se le juntasen las tropas de Alfajares, de Souto y de Sabugal y que fuesen a quemar y saquear Perozim, lo que hicieron. Enseguida marcharon sobre Guardío (Gardón), de cuyo castillo salen en frecuentemente los españoles, causando grandes estragos y daños, donde llegaron el mismo día 17 de setiembre de 1642. Después de sangrienta lucha, el castillo fue tomado por los portugueses, lo que representaba una gran victoria en esa ocasión. Salieron del castillo don Diego de Represa, caballero de la Orden de San Juan, gobernador de aquella plaza, con seis capitanes de infantería y todos sus oficiales, así como los capitanes de caballería con sus hombres, un total de 530, habiendo sido llevados todos para Almeida, de donde fueron enviados a Lisboa. Dentro del castillo había gran cantidad de pertrechos de guerra y vituallas de los cuales se aprovecharon los portugueses.

Castillo de Fuenteungrillo - Villalba de los Alcores

Situación
El castillo de Fuenteungrillo se encuentra en el despoblado medieval del mismo nombre, a 4 kilómetros de la localidad de Villalba de los Alcores, en la provincia de Valladolid.

Historia
El yacimiento o zona arqueológica de Fuenteungrillo corresponde a un despoblado de época medieval formado por tres conjuntos arqueológicos: Fuenteungrillo, Santa Coloma y el Barrio de San Pedro. Se trata de sendos núcleos urbanísticos de singular importancia, pues su investigación permite conocer de qué manera vivían nuestros antepasados durante los lejanos años de la Reconquista.
Aparece en fuentes escritas entre los siglos XII y XV. Aunque su origen es incierto, estaría inmerso en el proceso de repoblación del Valle del Duero a finales del siglo IX y principios de X. Las distintas campañas arqueológicas llevadas a cabo por la Universidad de Valladolid desde 1982 han permitido conocer que, desde la repoblación de finales del siglo X y del siglo XI hasta su despoblamiento total entre finales del siglo XIV y principios del siglo XV, hubo un progresivo abandono por parte de sus habitantes motivado por diversas causas.

Descripción
Se trata de una pequeña aldea rodeada de murallas y que contó con un castillo, varias iglesias, diferentes barrios intramuros y extramuros, cementerio, etc.
El poblado de Fuenteungrillo es objeto de sistemáticas campañas de investigación arqueológica desde 1981. Entre los restos arqueológicos del poblado que pueden contemplarse destacan los restos del castillo, parte de la muralla y dos puertas de entrada al recinto, algunas viviendas, silos para almacenar cereal durante el invierno y numerosos enterramientos.

Estado de conservación
Fuenteungrillo ha sido convertido en un recinto museístico arqueológico en el que ha sido reconstruida una de sus viviendas y se ha puesto en marcha un Aula Didáctica, para intentar recrear la vida cotidiana de este despoblado medieval.

Protección
El yacimiento de Fuenteungrillo fue declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Zona Arqueológica el 30 de marzo de 1994
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

(CastillosNet)

sábado, 8 de noviembre de 2014

Castillo de don Tello - Castrillo de la Vega

Los restos del castillo que da nombre a la localidad se encuentran sobre un montículo arenoso situado encima de un talud que domina el río Valdavia. Está formado por una torre protegida por una barrera circular. Su origen probablemente corresponda a las primeras épocas de la repoblación, en el siglo X, como fortaleza avanzada con funciones de vigilancia para prevenir los posibles ataques musulmanes.
La torre es de planta rectangular con unas medidas interiores de 6,30 por 6,70 metros. Conserva parte del lienzo Sudoeste, el Noroeste completo, mientras que del Nordeste falta una esquina, y el Sureste prácticamente ha desaparecido quedando únicamente la esquina Sur del mismo. Está construida con muros de cal y canto rodado de 1,30 metros de espesor, sin que se conserven vestigios de su revestimiento de mampostería, utilizado en 1832 para la construcción de la torre parroquial.
En la parte Sur del montículo se encuentran parte de una fuerte barrera de hormigón macizo, con 2 metros de espesor y varios de altura, que seguramente rodeaba la base del montículo excepto por el Este donde el propio talud y el río servían de barrera natural.
Según una descripción existente a finales del siglo XIII la fortaleza tenía buen aposento para el alcaide, estando cercada por cavas y barbacanas, contando con puentes levadizos. Dos siglos más tarde ya se encontraba muy deteriorada. En 1594 se nombra alcaide de la misma a Jaques Gómez de la Vega, vecino de Saldaña.

Interior
En 1797 Gaspar Melchor de Jovellanos, en su obra Diario, describe la fortaleza como "alta torre de piedra; todo lo demás de tapial debajo, amasado con masa; algo de adobes". A mediados del siglo XIX se encontraba en estado ruinoso según Pascual Madoz.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Castillo de Gordón - Barrios de Gordón

El castillo de Gordón es una fortaleza española situada en las cercanías de la localidad de Los Barrios de Gordón, en el municipio de Pola de Gordón, en León.
Se sitúa en una peña dominando el valle del río Bernesga y la calzada que iba desde León hasta Oviedo, por la ruta del Puerto de Pajares.
Tiene forma de rectángulo irregular, unos 90 por 30 metros, y fue construido con sillarejo. Parece haber tenido sólo una única torre. Sus ruinas se reducen a los cimientos de sus muros y un paño de la torre, que apenas descuella dos o tres metros.
Historia[editar]
El castillo de Gordón fue construido por Alfonso III de Asturias. Desempeñó un papel fundamental en la rebelión de los hijos de este rey. Su esposa, la reina Jimena, se lo entregó a su primogénito, García, en 910, junto con los castillos de Luna, Alba y Arbolio, tras lo cual logró la abdicación de Alfonso y el ascenso al solio leonés.
En 944 Ramiro II de León encarceló en Gordón al rebelde conde de Saldaña, Diego Muñoz. Su estancia fue corta, pues ese mismo año prestó de nuevo juramento de fidelidad al Rey y salió de la cárcel.
En 997 resistió el ataque de las huestes de Almanzor, que intentó tomar la plaza, sin éxito, junto con sus castillos hermanos de Luna, Gordón y Arbolio, que controlaban los valles que permitían acceder a Asturias. Fueron tenentes del castillo Jimeno Velásquiz (1052), Pedro Fernandez (1197) y Álvaro Nuñez (1207).
Durante los reinados de Urraca I de León y su hijo el emperador Alfonso VII, su tenencia fue confiada al magnate asturiano Suero Bermúdez, uno de los personajes más leales a la Corona en una época de nobleza tumultuaria.
Fue donado por Alfonso IX de León a su esposa Berenguela de Castilla, junto con otras muchas fortalezas, con los castillos de Luna y Arbolio. Por el Tratado de Cabreros de 1206 pasó al hijo de ambos, el futuro Fernando III de Castilla.
Para evitar que este baluarte castellano en el corazón del reino amenazara su seguridad, el rey de León ordenó su destrucción en 1217, cuando su hijo ascendió al trono de Castilla, al morir Enrique I de Castilla.
Reconstruido con posterioridad, su destrucción definitiva fue resultado de una orden de la Regencia en 1811 mandando destruir todas las fortalezas de interior, a fin de que no sirviesen a los planes de ocupación de los franceses durante la Guerra de Independencia Española.

Casa de Pilatos - Sevilla

Su construcción se inicia por deseo de D. Pedro Enríquez, Adelantado Mayor de Andalucía, y por su mujer, Catalina de Ribera. Se le considera como un "prototipo" de palacio andaluz, que mezcla elementos de estilo renacentista italiano y el estilo mudéjar español. La portada del edificio se remata por una crestería gótica realizada en Génova por Antonio María Aprile. En el interior un patio andaluz, donde una fuente hace de centro, tiene decoración plateresca y mudéjar, desde donde se llega a dos jardines, y un pabellón.
Al piso superior se accede por una grandiosa escalera decorada con zócalos de azulejos y cubierta con cúpula de madera, donde se conservan una importante colección de pinturas fechables desde el siglo XVI al XIX, entre las que destacan: La Piedad de Sebastián del Piombo, de 1539, en la sala del Torreón; un pequeño Goya representando el arrastre del toro, en la sala contigua a la anterior; un bodegón de Giusseppe Recco, en el comedor; y una tabla representando a la Magdalena, obra del siglo XVI, en la sala que antecede al archivo, en el cual se encuentran tres pinturas de Lucas Jordán, de gran calidad y belleza.
Destaca también la escultura de un Buen Pastor paleocristiano dónde se funde aún la tradición romana con el tema cristiano; así como figuras paganas como la diosa Palas, o de emperadores romanos a los que se une la figura de Carlos V con clara simbología política.
 En la actualidad es residencia permanente de los duques de Medinaceli.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Castillo de Alberguería de Argañán

La fundación de La Alberguería de Argañán se remonta a la repoblación efectuada por los reyes de León en la zona en los siglos XI y XII.
Un hecho significativo para Alberguería fue la pérdida del Riba-Coa por parte de León en el Tratado de Alcañices (1297) que convirtió en fronteriza la localidad ya que hasta entonces la frontera luso-leonesa se situaba en el río Coa, erigiéndose el castillo para reforzar este punto de la frontera leonesa. Pese a ello en el siglo XVII la localidad sufrió el envite de las tropas portuguesas que tomaron el castillo entre 1660 y 1661, año en que fue recuperado por las tropas españolas. Con la creación de las actuales provincias en 1833, La Alberguería de Argañán quedó integrado en la provincia de Salamanca, dentro de la Región Leonesa

Castillo de La Alberguería
Fechado en un documento del 16 de agosto de 1474, se estima que fue construido en e siglo XIV con reformas hasta el siglo XVI. En el año 1643, fue atacada la localidad pero no tomado el castillo por Alvaro de Abrantes, gobernador de Beira (Portugal. Fue tomado en 1660 por fuerzas portuguesas (Antonio de Andrade) y recuperado de forma definitiva al año siguiente.

Durante año 1665, junto con otras fortalezas de la raya de Portugal, sufrió importantes desperfectos debido a un violento temporal de lluvias.
Declarado Bien de Interés Cultural en abril de 1949.
Estado de conservación ruinoso, se utiliza como dependencias agrícolas

domingo, 2 de noviembre de 2014

Castillo de Valdecorneja - El Barco de Ávila

El Castillo de El Barco de Ávila o Castillo de Valdecorneja es un castillo originario del siglo XII que se sitúa dominando el río Tormes y el puente, en el punto más elevado del valle, en la Provincia de Ávila, España, y que actualmente pertenece a la Casa de Alba.
Construido sobre un castro vetón que fue destruido por los romanos. Fue edificado en el siglo XII y reconstruido en el siglo XIV. Su perímetro es cuadrado, la superficie puede calcularse en 1.700 m² sin tener en cuenta las dependencias desaparecidas como el foso y contrafoso, el rastrillo, el palomar, las caballerizas...
La puerta principal es de arco gótico con grandes dovelas. A la derecha de la puerta, se alza defendiendo dicha puerta la torre del homenaje, cuadrada, desde la cual se accede a las almenas y torreones. Desde ellos se domina todo el valle y las sierras circundantes.
En el interior del castillo, inicialmente existía un patio de armas con un surtidor en el centro y una galería de arcadas y columnas románicas adornada con una bellísima crestería gótica, conservándose parte de la misma en una casa de la Plaza Mayor. Como este castillo fue en su primera época puramente militar, al habitarlo los señores de Valdecorneja, condes y duques de Alba de Tormes, resultó estrecho e incómodo. A finales del siglo XV se transformó el patio de armas en un patio de honor.
Las habitaciones de las damas estaban situadas en línea paralela a la cuesta de la Viñas. Las de los caballeros daban a la vista del Puerto de Tornavacas. Todo ello en el segundo piso.
En la parte noble del castillo se hallaba el tocador, la capilla, los comedores y el gran salón de juntas y audiencias. Existían hermosas ventanas con ajimeces y asientos junto a otros de distintas épocas.
También existe una pequeña puerta de escape que conduce a un paraje de lomas que descienden hasta el río.
Ha sido restaurado varias veces, respetando su perímetro original, debido a las incontables batallas que ha sufrido e intentos de incendio y bombardeos.
Al iniciarse la segunda mitad del siglo XIX quedó habilitado como cementerio municipal. Por ello aumentó su deterioro al arrancar el pavimento y grandes oquedades en sus muros.
Actualmente el castillo es de propiedad de la Casa de Alba. Ha sido restaurado y reparado el pavimento y en parte la torre del Homenaje. Es utilizado para los actos culturales que se celebran en esta localidad.