Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



martes, 10 de febrero de 2015

Castillo de Moeche

Lo que más llama la atención de esta fortaleza es su situación. A diferencia de otras fortalezas gallegas que se encuentran en lo alto de los promontorios, esta se sitúa escondida entre valles y montañas. A buen seguro que los altos montes que la rodeaban servían de "torres de vigilancia" ante la ausencia de otra situación más defensiva. Fue construido en el siglo XIV y pertenecía al linaje de los Andrade, como la torre de Vilalba o el castillo de Pontedeume. En el año 1431 los irmandiños llegaron desde Ferrol bajo el mando del hidalgo Roi Xordo, en busca de Nuño Freire de Andrade  "El Malo", hasta el castillo de Moeche, pero este ya había escapado. Enfurecidos, los sublevados, derribaron el castillo. En 1468 fue reconstruido por Pedro Alvarez de Osorio, Conde de Lemos, obligando física y económicamente a aquellos que lo habían destruido a recuperarlo.
Llegado el siglo XIX, concretamente en 1890, y con el castillo prácticamente intacto, la Casa de Alba, a la cual pertenecía, quiso vender la piedra por menos de tres mil reales. Sin embargo y por suerte para nuestro patrimonio la venta se evitó y el castillo se conservó. La planta del castillo es octogonal, siendo rodeado por un profundo foso que hoy en día está siendo recuperado (2009). Los materiales empleados son similares a las de otras fortalezas de las comarcas del norte de Galicia, formadas con muros de mampostería de pizarra y granito en sillería en sus esquinas. Estos muros se elevan unos 12 m. Lo más llamativo del recinto es la torre del homenaje, de planta cuadrada, que se levanta hasta los 18 m del suelo.
Podemos ver tres escudos en esta torre que pertenecían a la casa de los Enríquez (castillo, león y los seis roeles), de los Osorio (dos osos y un palo en el medio) y a la de Valcárcel. Arriba de todo estaba coronada por almenas. Además de la torre, podremos ver la plaza de armas con su pozo de agua, la sala de armas, el comedor, los aposentos, las caballerizas y los alojamientos de la servidumbre. Una escalera de caracol une el patio con las murallas defensivas. Las puertas y ventanas nos muestras un estilo gótico por sus apuntados arcos. Desde el 22 de abril de 1949 el castillo fue protegido por la Ley de Patrimonio Histórico Español. En septiembre de 2009,el Castillo, después de una profunda restauración ha sido abierto al público.
Una de las leyendas más conocidas es la del amor entre la hija de un señor feudal y un plebeyo. El señor feudal enterado de esto, mandó atravesar el corazón de plebeyo. La hija nunca más quiso salir del castillo y murió entre sus muros a los pocos años.
Para conmemorar la rebelión de los plebeyos en contra a los señores feudales, debido a su opresión contra el pueblo en el siglo XV, se celebra desde 1980, el Festival Irmandiño de Moeche cada tercer fin de semana de agosto. Además de comidas campestres, con sardiñadas se representan actuaciones de grupos folclóricos y la representación del asalto al castillo con antorchas en la medianoche.

No hay comentarios: