sábado, 21 de febrero de 2015

Muralla de Santo Domingo de la Calzada

El recinto amurallado de Santo Domingo de la Calzada es uno de los más importantes de la Comunidad Autónoma de La Rioja.
Se construyó en el siglo XIII una primera cerca que englobaba parte de la Calle Mayor, desde el denominado Barrio Viejo hasta el Barrio Nuevo, que amparaba y protegía su situación de paso y frontera dentro de los reinos cristianos, y protegía a los peregrinos del camino de Santiago. A partir del siglo XIV es cuando se empezó a construir la actual Muralla. Cuando el entonces  Rey Pedro I, llamado el Cruel por unos, y el Justiciero por otros, la ordenó construir a modo de fortificación defensiva, como consecuencia de la Guerra Civil Castellana que le enfrentaba a su hermanastro Enrique II.
El levantamiento de la actual muralla data de 1367, finalizando sus obras en 1369 en un prodigio de rapidez para aquellos tiempos.
La muralla, que rodeaba la ciudad en todo su contorno, tenía originalmente una longitud de 1670 metros, y un grosor medio de 2 metros. Disponía de 38 elegantes torreones de 12 metros de altura, 7 puertas de entrada a la ciudad y contaba con un foso provisto de agua alimentado por distintas canalizaciones.

La muralla se encuentra bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio

No hay comentarios: