viernes, 24 de abril de 2015

Torrecilla de Santorcaz

No todas las atalayas formaban parte de la red defensiva principal. Algunas constituían simplemente un punto avanzado en la defensa de una asentamiento o de una valle poblado. Este es posiblemente el caso de la Atalaya o Torrecilla de Santorcaz, el único ejemplo de este tipo conocido en la Comunidad de Madrid (no muy lejos, en la provincia de Guadalajara, en cambio, son más abundantes). Otra diferencia la constituye su forma: rectangular y no cilíndrica.
Se encuentra en estado de ruina avanzada. Era una construcción de planta rectangular, con unas medidas exteriores de 6,10 x 7,50 m aproximadamente. En la zona mejor conservada, alcanza actualmente una altura de 2,50 m.
Está ubicada en la cima del último cerro de la divisoria entre los vallejos del arroyo de Anchuelo y del arroyo de la Hontanilla (a 861 m de altitud), al norte de la localidad.
Acceso libre.


(¡Ah, del Castillo!)

No hay comentarios: