martes, 26 de mayo de 2015

Muralla de Medina de Rioseco

Comenzó a construirse en el siglo XIII. Durante la Guerra de las Comunidades, que discurriera en 1520, Medina de Rioseco jugó un papel relevante, dado que cardenal Adriano, regidor del reino en ausencia del emperador Carlos, se refugió en sus muros, huyendo de las tropas comuneras.
La muralla medieval de la ciudad, conservada en algunos tramos, pero oculta por las viviendas, contaba con un total de ocho puertas, de las que hoy sólo se conservan tres:
La Puerta de Zamora, en el camino que conduce a Toro, es una reconstrucción del siglo XVI de planta cuadrada. Sobre cuatro arcos de medio punto se levanta un pequeño cuerpo en forma de torre.
La Puerta de Ajújar es la más antigua que se conserva de la muralla original. Si bien fue construida en el siglo XIII, por sus características responde a una tipología de arquitectura militar más propia del siglo XIV.
La Puerta de San Sebastián, que no formaba parte de la muralla medieval, es una obra del siglo XVI. Por los problemas de estrechez que se generaban en la Puerta de San Miguel, que impedía el creciente tráfico de mercancías en la zona, se mandó derribar ésta última y construir la nueva puerta de San Sebastián en un lugar más alejado del centro de la ciudad.
(Wikipedia)

No hay comentarios: