Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



miércoles, 17 de junio de 2015

Fortificaciones de repoblación castellana

Castillo de Butrón
El rey Alfonso VI llega a Toledo en el año 1078 y toma posesión de la ciudad y de todos los territorios situados entre ella y la Sierra de Guadarrama. A partir de ese momento, comenzará un prolongado proceso de repoblación cuyo objetivo es atraer a poblaciones del norte que pongan en explotación agraria las nuevas comarcas, creen nuevos asentamientos y ocupen los ya existentes, como Madrid o Talamanca, desplazando a la población de origen andalusí (moriscos). Para ello, la Corona reparte las nuevas tierras entre diferentes poderes: los grandes concejos municipales (Madrid y Segovia), el Arzobispado de Toledo y la Orden de Santiago, quienes se encargarán de otorgar privilegios y ventajas a los nuevos habitantes con el fin de animarlos a ocupar estos territorios.
La zona sigue siendo insegura hasta bien entrado el siglo XIII debido a las nuevas ofensivas desde al-Andalus. Eso explica la temprana construcción de las nuevas murallas de Madrid y de la fortificación de Buitrago, verdadero cierre del paso hacia el norte por Somosierra.

No hay comentarios: