miércoles, 19 de agosto de 2015

Encomienda de San Cristóbal de Selma

Historia:
El castillo es mencionado por primera vez en el año 977, siendo usado durante las batallas de la Reconquista.
En 1142 Guillem de Sant Marti, dio Selma a los templarios junto con el territorio y su término. En 1171 les fue cedida la iglesia de Sant Cristófol y en 1142 el castillo de Selma, además de otras propiedades. La encomienda no tenía su sede en este castillo; según parece, se estableció en el actual mas de la Masó de Selma. Cuando el Temple fue disuelto, en 1312, pasó a la Orden de San Juan de Jerusalén. En el siglo XV y debido a su situación de decadencia, esta encomienda se integró en la de Valmoll.
La iglesia fue contruida a finales del siglo XVI. En 1822, Selma pasa a ser administrado por la Hacienda Pública. En el año 1834, el cabeza carlista Romagosa se refugió aquí, aunque fue fusilado junto con el rector del pueblo. En el 1847 el castillo de Selma se encontraba en ruinas.
En el 1930 el pueblo quedó abandonado.

Descripción:
La encomienda de Sant Cristófol de Selma está formada por varios edificios, entre los que destacan el castillo, la iglesia parroquial, una casa fortificada y una casa de labor.

Grado de protección:
El Castillo de Selma está catalogado como Bien de Interés Cultural BIC, en la categoría de Monumento, con fecha 08 de noviembre de 1988.

Estado:
Abandonado y en ruina progresiva con acumulación vegetación.

No hay comentarios: