Selección por provincias

lunes, 24 de agosto de 2015

Palacio fortificado de los Herrera - Palenzuela

Localización
El palacio fortificado de los Herrera se encuentra en la Muy Noble y Leal Villa de Palenzuela, en la provincia de Palencia. Palenzuela se está situada a 38 kilómetros de su capital provincial, y se llega por un desvío de carretera la nacional N-622, que une Quintana del Puente con Lerma.

Historia
Se tienen referencias de la ocupación de esta zona desde tiempos prehistóricos. En época prerromana era la importante ciudad vaccea de Pallantia.
Palenzuela fue capital de un alfoz de 38 pueblos y más tarde cabeza de la Merindad del Cerrato. En el año 850 ya se menciona su castillo, lo que no fue obstáculo para que en el 919 fuera saqueada dos veces por las razias árabes.
Los primeros señores cristianos de la villa fueron los condes de Castilla. Posteriormente pasó a los reyes de Castilla. A finales del siglo X fue dotada de fueros por el conde don Sancho, nieto de Fernán González, fueros que fueron confirmados y ampliados por varios monarcas.
En tiempos de Fernando III fue señorío de Álvaro Núñez de Lara, quién lo perdió, a favor de la Corona, al caer derrotado ante las tropas del rey y de Doña Berenguela. En el año 1295 fue señorío de Juan Núñez de Lara, que se rebeló contra María de Molina, regente durante la minoría de edad de Fernando IV, por lo que la villa fue sitiada y asediada durante seis meses, y tras su toma volvió de nuevo a la corona.
Pedro I el Cruel cedió el señorío a su hermanastro Enrique de Trastámara. Al sublevarse la villa, la sitió personalmente en 1356, logrando la rendición a las tropas leales a cambio del perdón. Entregó el señorío a María de Padilla. En el año 1405 pertenecía a la reina Catalína, esposa de Enrique III.
En septiembre de 1425 Juan II convocó cortes en Palenzuela, que tuvieron lugar en el convento de San Francisco que se encontraba extramuros de la villa, y coinciden con el momento de máximo esplendor de la población. Pasó a los Almirantes de Castilla en 1429 y en 1444 fue lugar de enfrentamiento entre los reyes Juan II de Castilla y Juan de Navarra. En 1451 las fortalezas de Palenzuela, Hornillos y Cordovilla la Real, en poder de Alonso Enríquez de Quiñones, junto con la de Astudillo, en poder de su cuñado Juan de Tovar, se sublevaron contra Juan II y su favorito Álvaro de Luna. La villa fue asediada con artillería, y se rindió en enero del año siguiente. El rey entregó Palenzuela a su hijo Enrique, y en 1454 volvió de nuevo a los Almirantes de Castilla.
En la guerra de la Independencia, fue ocupada en varias ocasiones por las tropas francesas, que tenían su cuartel general en la vecina localidad de Quintana del Puente. En 1813 el mariscal Soult se apropió del palacio de los Jalón, lugar donde pasaba noche José Bonaparte cuando más tarde abandonara el país.
Fue famosa la prisión de la fortaleza que se reservaba para grandes delitos o delitos políticos, quedando prohibido desde mediados del siglo XV encerrar en la misma a los vecinos de la villa.
Existió otro castillo, ya desaparecido en 1218, que se encontraba en el despoblado de El Moral, en la confluencia de los ríos Arlanza y Arlanzón.
El palacio fortificado de los Herrera perteneció a la familia de los Herrera, mariscales de Castilla.

Descripción
El palacio fortificado de los Herrera está formado por una sólida torre poligonal construida con buena sillería, y una barrera que lo rodea.

Protección legal
La villa de Palenzuela fue declarada Conjunto Histórico-Artístico el 23 de julio de 1966.

No hay comentarios: