viernes, 23 de septiembre de 2016

Castillo de Cobeta

La primera mención documental sobre este castillo es de mediados del siglo XIV. Perteneció a la familia de los Laras, luego al cabildo seguntino, y más tarde a las monjas de Buenafuente, de las que vino a dar en la familia de los Tovar y Zúñiga.
Don Iñigo López Tovar rehizo la antiquísima torre existente y construyó sobre el pequeño cerro un castillo al estilo de la época, para que sirviera no sólo de defensa contra las incursiones de los aragoneses y navarros, sino de morada para él y su familia. Allí murió, en 1491, este señor, que dispuso ser enterrado en la parroquia de la villa.
Del castillo de Cobeta, que tenía un recinto cuadrado con cubos en las esquinas, y una torre del homenaje cilíndrica con almenas sobre el grueso moldurón de su remate, sólo quedaba la mitad de ésta, hueca y desalmenada, en inestable equilibrio con la vertical y la historia, ya tan lejana, de pasados siglos, hasta que hace pocos años la reconstruyeron con esfuerzo sus vecinos, viéndose hoy de nuevo entera y verdadera.
Sobre la puerta del castillo tenía colocadas, Don Iñigo López Tovar, sus armas talladas en piedra. En el año 1996 se restauraron la torre del homenaje y el aljibe.

(Castillos del olvido)

No hay comentarios: